El sector empresarial del país respaldó el posicionamiento del Presidente Enrique Peña ante las faltas de respeto del mandatario estadunidense Donald Trump hacia nuestro país y exigió a Estados Unidos detenga las amenazas.”Queremos un TLCAN, pero no a cualquier costo”.

Los dirigentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón; de Coparmex, Gustavo de Hoyos y de Concamin, Francisco Cervantes, demandaron al gobierno mexicano no ceder a las presiones de Trump de guardias en el muro fronterizo a cambio de lograr acuerdos bilaterales.

“Estamos dispuestos al diálogo constructivo y propositivo, pero siempre bajo el principio de respeto a la soberanía y dignidad de nuestro país. Siempre respaldaremos los mecanismos de cooperación bilateral y trilateral en América del Norte que privilegien el respeto entre las partes, pero no aceptaremos amenazas”, estableció el CCE.

Francisco Cervantes Díaz, señaló que la relación productiva entre México y Estados Unidos es de grandes beneficios para ambos países y dijo que debido a esta importancia es que debemos avanzar juntos en un marco de respeto, entendimiento y colaboración, para la resolución de problemas comunes en la vasta agenda bilateral.

Francisco Cervantes Díaz apuntó que en temas como las negociaciones para la modernización del TLCAN, se debe continuar con el trabajo técnico al interior de los mecanismos ya establecidos, sin contaminar el proceso por coyunturas políticas o de otra índole, y en un marco de absoluto respeto que nos lleve a mantener la competitividad de la región, con beneficios comunes y equitativos para los tres países integrantes.

“Los industriales de CONCAMIN cerramos filas en torno al Presidente, las instituciones, la soberanía y dignidad de los mexicanos”, dijo Cervantes.

A su vez, el presidente del CCE consideró que los tres países tenemos la oportunidad de generar un acuerdo moderno e incluyente, que facilite la incorporación de las pequeñas y medianas empresas al comercio internacional, que no sólo beneficie al consumidor sino también a los trabajadores de distintos sectores y regiones del país.

Sin embargo, las negociaciones no deben plantearse apelando al miedo. Queremos un TLCAN que nos permita seguir siendo la región más competitiva del mundo; pero no a cualquier costo.

El presidente de Coparmex dijo: apoyamos el posicionamiento del Jefe del Estado y del Senado mexicano, que exigen respeto para México por parte de Donald Trump.

Las acciones de política exterior del gobierno mexicano, incluidas la comercial y de seguridad, deben ser consistentes con esa postura.