México ocupa uno de los cinco primeros lugares de naciones donde las personas consideran que la lucha contra la corrupción por parte del gobierno ha sido mala con 61% y con 24% que considera que es buena.