El candidato presidencial de Nueva Alianza, Gabriel Quadri de la Torre, dijo que se debe fiscalizar a los sindicatos pero sólo en lo relativo a los recursos públicos que reciben y no las cuotas que aportan los trabajadores, pues ese es dinero privado .

En conferencia de prensa señaló que hay que evitar la corrupción y el uso ineficiente y discrecional de los recursos públicos en los sindicatos, y no sólo eso: también requerimos sindicatos democráticos y que sus dirigentes sean electos por voto secreto y directo .

Ello luego de que se diera a conocer que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que preside Elba Esther Gordillo, ingresa diariamente a sus arcas 6.5 millones de pesos por concepto de cuotas sindicales de sus agremiados.

Quadri de la Torre dijo no tener nada qué decir sobre las cuotas que aportan los trabajadores de la educación a su sindicato, pero apuntó que son aproximadamente 1 millón 200,000 agremiados que pagan entre 100 y 150 pesos al mes, lo que da una cantidad considerable.

El abanderado de Nueva Alianza indicó que para llevar a cabo las reformas que el país requiere se necesita de sindicatos fuertes, pues de otra forma no habría interlocución y capacidad para emprenderlas .

Por otra parte, sostuvo que México no es un Estado fallido, ya que tiene instituciones fuertes que lo impedirían en cualquier caso, pero consideró que sí hay instituciones policíacas débiles, sobre todo las municipales, que son incapaces de enfrentar al crimen organizado y a las pandillas .

Apuntó que también se tiene un sistema de justicia muy arcaico, opaco y corrupto que no sirve como disuasivo para los delincuentes y que tiene como consecuencia que el 92 por ciento de los delitos no se persigan y que el 98 por ciento queden impunes .

Sin embargo, aclaró, no creo que ello equivalga a un Estado fallido pero sí a que marquemos el imperativo de acelerar una profunda reforma en el sistema de impartición de justicia, en el sistema penal, y en la reconstrucción del aparato policíaco .

Respecto al formato del debate presidencial, dijo que para el siguiente se pronunciaría porque la o el moderador tenga facultades para participar más activamente y conminar a los candidatos a responder las preguntas y con un formato más flexible.

Finalmente, Quadri dijo que aparentemente coincide más con las propuestas de Enrique Peña Nieto y que sus mayores diferencias ideológicas son con el candidato presidencial de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador, por lo que tiene más contrastes con él.

apr