En su primera sesión del año, el Consejo Universitario (CU) de la Universidad Nacional de México (UNAM) conocerá y podría aprobar el Proyecto de Presupuesto para este año, que asciende a 44,942 millones 499,166 pesos.

En un comunicado, la máxima casa de estudios precisó que también estudiará designar como miembro de la Junta de Gobierno a Rocío Jáuregui Renaud.

Indicó que el máximo órgano de gobierno de la Universidad Nacional conocerá, y en su caso aprobará, los dictámenes de la Comisión del Mérito Universitario para designar investigadores eméritos a Francisco José Sánchez Sesma y a Esther Cohen Dabah.

Además, evaluará crear la licenciatura en Órtesis y Prótesis, a impartirse en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) unidad Juriquilla, así como la especialización en Exploración Petrolera y Caracterización de Yacimientos, que se adiciona al Programa Único de Especializaciones en Ingeniería.

De igual forma, el CU conocerá los informes del Comité de Transparencia, correspondiente a 2018, y de la Comisión Especial de Equidad de Género, con relación al seguimiento y propuestas de modificación al Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la Universidad, entre otros asuntos relevantes.

Aprueban presupuesto

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) mantendrá sus proyectos académicos, científicos y de extensión de la cultura, porque se mantuvo su presupuesto, e incluso, será superior al de 2018 derivado de sus ingresos extraordinarios, afirmó el rector Enrique Graue Wiechers.

“No se va a dejar de hacer nada porque la Universidad no tuvo recortes. El presupuesto universitario quedó igual al del año pasado, más 3.9% de la inflación; quedará un poco arriba del presupuesto anterior debido a ingresos extraordinarios que genera”, dijo.

Graue Wiechers señaló lo anterior en entrevista en el marco de la primera sesión del año del Consejo Universitario, donde detalló que con el Programa de Racionalidad Presupuestal 2019, se espera generar un ahorro de unos 200 millones de pesos.

En otro tema, se refirió a las implicaciones del impulso a la gratuidad y la obligatoriedad en la educación superior en México, que se ha promovido en las audiencias públicas realizadas en la Cámara de Diputados y que implicaría dejar de percibir 13,000 millones de pesos de las instituciones.

Graue Wiechers agregó que para universidades autónomas de los estados de la República estos ingresos son importantes y, en consecuencia, el tema es preocupante.

Esos 13,000 millones de pesos derivan de las cuotas simbólicas que pagan los estudiantes en las universidades públicas y son destinadas al mejoramiento de los servicios en favor de los propios estudiantes, según se explicó el sábado pasado en la Cámara de Diputados.