El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que hay mano negra detrás de las protestas de elementos de la Policía Federal inconformes con su traslado a la Guardia Nacional; aseveró que los dirigentes de esas protestas no trabajan en la corporación, aunque no ofreció detalles de ello. Indicó que será el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, quien informe sobre esta situación.

El mandatario federal insistió en que no se afectarán los derechos laborales de los elementos que acepten transferirse a la Guardia Nacional. AMLO dijo que ordenó investigación por malos manejos en la Policía Federal como la compra por en 2,600 millones de pesos en equipo que costaba 600 millones.

A raíz de las críticas que recibió ayer por acudir a jugar béisbol, López Obrador criticó a los medios de comunicación que publicaron que mientras escalaban las protestas de la Policía Federal, él estaba jugando béisbol. “No se midieron”, refirió.

“No tengo esa información”, expresó el presidente luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que habrán redadas masivas en los próximos días para buscar a migrantes que cuentan con una orden de expulsión del país. El mandatario federal dijo que mañana estar en su conferencia el titular del Instituto Nacional de Migración.

Trabajadores de Notimex se apostaron afuera de Palacio Nacional para denunciar actos de hostigamiento y presión por parte de la dirección de la agencia de noticias del Estado, así como despidos injustificados. El presidente López Obrador aseguró que no cree que esas situaciones ocurran. Sin embargo, ofreció que su vocero, Jesús Ramírez, revisará esta situación, y de ser así, se rectificará, se ofrecerá disculpa y se sancionarán conductas de abuso por parte de funcionarios de Notimex, garantizó.