El Instituto Federal Electoral (IFE) aprobó por unanimidad la creación de un grupo para coordinar la redacción del libro blanco del pasado proceso de sucesión presidencial y de relevo en el Congreso. En el documento, propondrá al Congreso una segunda reforma electoral.

En sesión de Consejo General, el consejero Marco Antonio Baños propuso, y fue aprobado, aplazar la presentación del libro blanco para que sea en febrero y no enero, y así el documento contenga planteamientos de fiscalización.

Y es que la Unidad de Fiscalización deberá presentar máximo el 30 de enero su informe final de fiscalización a las pasadas campañas presidenciales, en el cual se podrá conocer si existió o no rebase en el tope de gastos de campaña. 

En el libro blanco, de acuerdo con los consejeros, podría contener sugerías al Congreso para que en una segunda reforma electoral mejore el voto en el extranjero, se incluya el derecho de réplica en los medios, la regulación de la publicidad y gacetillas como regulación al Artículo 134 constitucional, así como la actualización del catálogo de delitos electorales que propuso la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales para tipificar delitos como las narcocampañas, el acarreo, coacción del voto o mapachería electoral.

Finalmente, el IFE también aprobó el modelo único de convenios que firmará con los 14 institutos o consejos estatales electorales, donde en el 2013 habrá elecciones, entre los que destaca la cooperación en la fiscalización a los partidos.

En los estados de Aguascalientes, Baja California, Coahuila, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, el próximo año se organizarán elecciones.

jmonroy@eleconomista.com.mx