Especialistas en tema de seguridad consideraron que los promotores de Conciliación y Paz que plantea la virtual jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, son una buena opción de prevención de la inseguridad.

El director del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, Luis Wertman Zaslav, señaló que si el objetivo es tener personas en las calles de la ciudad para coordinarse con la policía y otras autoridades para atender los problemas cotidianos en colonias y pueblos “es una muy buena estrategia”.

“Existen varios indicadores que muestran la urgencia de tener una presencia permanente entre los ciudadanos: identificar casos de violencia familiar o abuso de adultos mayores y menores de edad, tenencia de armas de fuego por parte de civiles, disputas vecinales que muchas veces derivan en mala convivencia, por nombrar algunos”, mencionó.

Agregó que cuando se está en comunicación con los ciudadanos se puede aumentar el índice de denuncia, generar información de inteligencia y modificar malos hábitos que afectan la percepción de seguridad, añadió que en otros momentos, este trabajo de contacto directo ya se ha hecho en la capital por lo que ha tenido buenos resultados.

Mientras tanto, el coordinador de Seguridad de México Evalúa, David Ramírez Garay, explicó que los promotores de Conciliación y Paz no son una figura nueva ya que sean diseñados políticas públicas para desactivar lo antes posible conflictos que pueden llevar a una “explosión de violencia”.

“Lo que propone Sheinbaum es poder mediar en conflictos civiles, por ejemplo, como faltas administrativas para que no desemboquen en un potencial conflicto que lleve a alguien a la cárcel y pueden abonar al incremento de la violencia (...) Evitar que las faltas cívicas se lleven al ámbito penal para reducir la impunidad en esquemas comunitarios”.

Ramírez Garay agregó que “el programa tiene un componente importante para despresurizar al sistema, pues vemos una gran cantidad de faltas, por lo que se vuelve un mecanismo alternativo para dar solución a los problemas”, acotó.

Abundó que el programa de promotores debe ser aplicado en zonas específicas de la ciudad o donde hay una mayor incidencia delictiva y que esto no implica la reducción o aumento de elementos de se seguridad.

[email protected]