El presidente Felipe Calderón ha aprovechado foros y giras internacionales para difundir logros y programas de su gobierno en veda electoral.

La primera ocasión fue a principios de mes en la Casa Blanca, donde se reunió con el presidente Barack Obama y con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper. Dijo que México, a través del Seguro Popular, casi llega a la cobertura universal de salud.

En el panel de globalización y desarrollo de la Cumbre Empresarial de las Américas, el 13 de abril en Colombia, hizo referencia a la desregulación del gobierno, por la que eliminaron más de 16,000 normas para favorecer el entorno económico.

Virgilio Andrade, exconsejero del IFE, comentó que el Presidente debe evitar la difusión mientras haya veda electoral. El IFE tendría que determinar si Calderón viola o no principios de equidad, aunque otro partido, otro competidor u otro agraviado tiene que denunciar . Entonces, el IFE determinaría si el Presidente transgredió la ley electoral.

En tanto, Calderón parte hoy a Estados Unidos, a Washington y Houston, para fomentar la inversión y los negocios.

Se reunirá con políticos y personalidades académicas y financieras, pero también con migrantes. Cabe recordar que los mexicanos en el extranjero podrán votar en los comicios presidenciales.

También dará la cátedra Henry Kissinger en la biblioteca del Congreso de EU, comerá con miembros de la Cámara de Comercio y se reunirá con el Presidente del Banco Mundial, a quien le dará la Condecoración de la Orden Mexicana del Águila Azteca en grado de insignia.

tania.rosas@eleconomista.mx