En su gira por Jalisco y Colima, el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) prometió un México de potencia mundial, y llevar al país al “reino de la justicia”.

En Autlán, Jalisco, dijo a sus seguidores que faltan 38 días para iniciar una transformación, sin violencia, en el país. Y prometió hacer de México una potencia mundial.

Más tarde, en Manzanillo, Colima, López Obrador expuso: “¿Quieren saber cuál es el programa, cuál es el plan? Es construir, aquí en la Tierra, el reino de la justicia, eso es lo que queremos. Lo digo con otra frase: arriba los de abajo, y abajo los privilegios”, comentó.

Se lanza vs el INE por formato del debate

López Obrador acusó al INE de organizar el segundo debate, estilo Estados Unidos, para que sus adversarios pudieran encararlo, a fin de desestabilizarlo, como le ocurrió a Hillary Clinton con Donald Trump. Sin embargo, dijo que en su caso no lo lograron.

“Hace unos días fue el debate, pensaron que me iban a trampear ahí, y no les funcionó (...) No sé si se acuerdan de que Trump se movía en el escenario, y enfrentaba así a la señora Clinton, la apabullaba y la seguía. Me quiso hacer lo mismo canallita (Ricardo Anaya). Aquí la traigo, miren (mostró una estampilla de Jesús). ¡Tengo mi... detente! ¡Detente enemigo, que el corazón de Jesús está conmigo!”, aseveró.

López Obrador también llamó a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) a secundar el llamado del presidente Enrique Peña Nieto, para que en los comicios exista una muestra de solidez institucional. “Sí, les hago ese llamado. A que se pronuncien de que van respetar el voto, y que la elección va a ser limpia”, demandó.

En tanto, después de que la Coparmex deslindara a la empresa Coppel de supuestamente obligar a empleados a votar por el candidato presidencial Ricardo Anaya, el político tabasqueño agradeció que los empresarios se hayan deslindado.

Finalmente, luego de que el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas dijo que apoyará al candidato presidencial que se comprometa a abrogar algunos artículos de la reforma energética, López Obrador refirió que le gustaría contar con el respaldo del político, aunque dijo que respetará su decisión.