El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que el próximo fin de semana emprenderá una gira por los 80 hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que ofrecen servicio a toda la población.

En Palacio Nacional, el mandatario federal expuso que se trata de 80 hospitales que fueron creados hace 40 años mediante el programa IMSS Coplamar, y de los cuales dependen 3,500 unidades médicas que están ubicadas en las comunidades más pobres y marginadas del país.

“Es un tema importante todo lo relacionado con la salud. Es una asignatura pendiente y no hemos podido atender bien el problema de la salud, y por eso desde este fin de semana inicio una gira por todos los hospitales del sistema de atención a población abierta del Seguro Social.

“Me voy a reunir en los 80 hospitales que hay con todo el personal médico, auxiliares, enfermeras, médicos, trabajadores de la salud, porque queremos iniciar el fortalecimiento del sector salud”, aseveró.

El mandatario federal dijo que impulsa la creación del Instituto de Salud para el Bienestar, para que atienda a la población que no tiene seguridad social y que es más de la mitad de la población del país la que no cuenta con IMSS o ISSSTE.

“Para eso iniciamos con estos hospitales, con estas unidades médicas, poniendo el énfasis en la medicina preventiva, que tiene que ver con tu preocupación. Y vamos a reforzar desde abajo todo el sistema de salud. Estamos buscando también acuerdos con los gobernadores, porque se fraccionó todo el sistema de salud”, añadió.

López Obrador cuestionó que la Secretaría de Salud federal sólo cuente con siete hospitales ubicados en Ciudad de México, debido a que se transfirió a los gobiernos de los estados la responsabilidad de sus propios sistemas de salud.

“Los estados manejan centros de salud, hospitales. Además, existe el IMSS, que tiene estas dos vertientes, el atender a derechohabientes y estas unidades médicas y hospitales para atender a población abierta, más el ISSSTE. Pero, si vemos, es un sistema desarticulado, con mucha corrupción, sobre todo en la compra de medicamentos. En general, gobiernos estatales, ISSSTE, Seguro y Secretaría de Salud compraron el año pasado 90,000 millones de pesos en medicamentos, y el principal problema es la falta de medicamentos, el desabasto de medicamentos por la corrupción que imperaba”, consideró.

[email protected]