La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Nashieli Ramírez, refirió que se estima que 5,500 migrantes centroamericanos de la primera caravana arribaron a la CDMX.

“Hasta ahorita estamos por concluir el censo preciso de cuántas personas están aquí y sus características generales. Como ustedes se habrán dado cuenta, el flujo ya de entrada terminó hacia la medianoche. Estamos pensando que, si ingresan más personas, será de manera muy aislada; entonces, ya estamos en posibilidad de hacer un corte. Estamos hablando de adultos, de alrededor de 5,000, 5,500”, explicó.

En conferencia de prensa en el estadio Jesús Martínez Palillo, mismo que se acondicionó para recibir el éxodo migrante, Nashieli Ramírez detalló que, de los que arribaron a la capital y que salieron de sus países el 13 de octubre, al menos 80% es de origen hondureño.

La ombudsperson expuso que los migrantes celebraron la noche del martes una asamblea en la que acordaron esperar entre 24 y 48 horas, antes de decidir la fecha en la que abandonarán la Ciudad de México y definir la ruta que seguirán rumbo a Estados Unidos.

Acompañada del secretario de Gobierno, Guillermo Orozco, y de Arturo Medina, próximo subsecretario de Gobierno, Ramírez Pérez manifestó que la Jefatura de Gobierno reportó que se tienen programados 15 días de atención, lo que no significa que sólo se les atenderá hasta esa fecha.

En tanto, Unicef reportó que los menores de la caravana muestran signos de angustia y sufrimiento psicosocial .

Unicef señaló que los niños que viajan con la caravana han sido sometidos a una variedad de posibles factores estresantes, entre ellos la tristeza por dejar atrás a sus seres queridos y sus hogares, incertidumbre sobre el viaje, cambios extremos y repentinos, pérdida de rutina y agotamiento físico. (Con información de Notimex)