El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció, en conferencia de prensa en Palacio Nacional, que en mayo sí se cayó la producción petrolera, aunque argumentó que en junio ya se recuperó. Por ello, aseguró que “va a en franca recuperación la producción”, y que Pemex ya tienen firmados contratos para explorar 22 campos. 

El director de Pemex, Octavio Romero, dijo que en octubre del 2004 se registró el mayor nivel de producción con más de 3 millones de barriles diarios. Indicó que en los últimos cinco años la caída “es brutal”, llegando hasta 1.3 millones de barriles.  Reconoció que de enero del año pasado, a enero de este año, hubo una caída de 300,000 barriles. Mencionó que en junio la producción ya es de 1.8 millones de barriles. Precisó que la estimación de Pemex es que para diciembre de este año aumente más la producción petrolera, ya que entrarán en operación dos nuevos campos. 

Por otro lado, Romero Oropeza dijo que Pemex Comercio Internacional (PMI) es propietaria o copropietaria de 22 empresas; cuatro en proceso de extinción y 11 vigentes. 

El funcionario negó que Pemex esté retrasando el pago a proveedores, y dijo que por el contrario, aumentó el monto de inversión. 

En otro tema, López Obrador dijo respetar pero no coincidir con las declaraciones del senador Ricardo Monreal, quien dijo que el Presidente trabaja mucho, pero se encuentra solo, debido a la curva de aprendizaje que tienen actualmente los integrantes del gabinete. Al respecto, López Obrador dio una calificación de nueve a su gabinete. Respecto a las críticas que hizo el diputado Porfirio Muñoz Ledo al gobierno por sus acciones de migración, López Obrador dijo respetar al político y no coincidir con sus afirmaciones. 

El Presidente anunció que el domingo inicia formalmente la operación de la Guardia Nacional, con un evento que se realizará en el Campo Marte.

Ante los recortes en salud, educación, cultura, deporte y otras áreas, López Obrador aseveró que sí le interesa que haya recuerdo para esas áreas, como también que no haya corrupción y que haya recursos para entregar a los que más. El mandatario federal reconoció que ha habido despidos de personas que percibían menos de 10,000 pesos mensuales, y ofreció revisar el tema.

Acerca del caso específico del Imer, donde han sido cancelados programas de radio y despido a 200 personas, López Obrador mencionó que no sabía de este caso, y ofreció también revisarlo, ante las versiones sobre recortes presupuestales, despidos y cierre de programas. Prometió corregir “injusticias que se cometen”, aunque advirtió que “no vamos a dar un paso atrás” en el cambio de régimen. Dijo que los cambios significan una “sacudida” para que se volteen a ver a los más pobres. 

"En el Imer se va a arreglar" la situación, garantizó López Obrador al reiterar que su gobierno realiza ajustes en todas las dependencias y organismos.

Sin abundar en detalles, López Obrador declaró que "van a ajustarse los medios públicos para que haya austeridad".

En tanto, López Obrador dijo que sí puede haber justicia perdonando los hechos del pasado. Se pronunció nuevamente por el borrón y cuenta nueva.