La Suprema Corte de Justicia de la Nación resolvió que el derecho a votar consagrado en la Constitución sí se pierde cuando un ciudadano está privado de su libertad por estar sujeto a un proceso judicial.

Ello, al resolver una contradicción entre sentencias de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y la Primera Sala de la propia Corte. El tema que analizaron los ministros estuvo relacionado con lo estipulado en el Artículo 38, fracción II de la Constitución, que establece que los derechos o las prerrogativas de los ciudadanos se suspenden por estar sujeto a un proceso criminal por delito que merezca pena corporal, a contar desde la fecha del auto de formal prisión.

Se está proponiendo en el proyecto que el criterio que debe prevalecer con carácter de jurisprudencia explícita (...) es el consistente en que la suspensión del derecho al voto del ciudadano que se encuentre sujeto a proceso que merezca pena corporal, desde luego sólo tiene lugar cuando el procesado esté privado de su libertad .

Los ministros resolvieron que la interpretación que debe darse a la restricción establecida por en el Artículo 38, fracción II constitucional, concluye que la suspensión del derecho al voto del ciudadano que se encuentre bajo un proceso criminal que merezca pena corporal sólo tiene lugar cuando el procesado esté privado de su libertad.

[email protected]