El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, aseguró este martes que la mayoría de las personas que son sujetas a prisión preventiva oficiosa son de escasos recursos.

A través de su cuenta de Twitter, Zaldívar señaló que la prisión preventiva oficiosa se trata “de una condena sin sentencia que, por regla general, castiga la pobreza”. 

Aseguró que se debe avanzar hacia un sistema que establezca la prisión preventiva como excepcional.

Esta declaración se da a un día de que el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inconstitucional e invalidó la prisión preventiva oficiosa por defraudación fiscal, así como por la expedición, venta, enajenación, compra o adquisición de comprobantes fiscales falsos.

La prisión preventiva oficiosa es una excepción a las garantías de libertad que establece la Constitución de México y a las medidas cautelares. Los delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa son: homicidio doloso, genocidio, violación, traición a la patria, espionaje, terrorismo, sabotaje, entre otros.