Durante el sexenio del Presidente Felipe Calderón Hinojosa, la Procuraduría General de la República (PGR) decretó formal prisión a 737 ladrones de combustibles.

En respuesta a un punto de acuerdo aprobado por la Cámara de Diputados, referente a fortalecer las acciones para reducir el robo de hidrocarburos, la dependencia informó que ha desarrollado acciones de coordinación interinstitucional para el combate al robo, adulteración, transporte y comercialización ilícita de combustibles, con la participación de las secretarías de Seguridad Pública, Función Pública y de Hacienda y Crédito Público, así como de Petróleos Mexicanos.

La Procuraduría General de la República, con la participación de sus delegaciones en diversas entidades federativas, ha celebrado diversas reuniones de trabajo con autoridades estatales para atender la problemática relacionada con el robo de hidrocarburos , cita el oficio suscrito por Jorge Nader Kuri, director general de Políticas Públicas, Vinculación y Coordinación Interinstitucional de la PGR.

La Subprocuraduría de Control Regional, Procedimientos Penales y Amparo informó, a través de la Dirección General de Control de Averiguaciones Previas de la PGR, que las distintas acciones emprendidas por la autoridad permitieron la detención de 1,473 personas relacionadas con el robo de combustibles, entre el 2006 y el 2012.

Durante dicho periodo se consignó a 1,099 sujetos, de los cuales el juez determinó la libertad de 362, en tanto que, de los 1,473 detenidos, el Ministerio Público liberó a 336. En total, las autoridades correspondientes iniciaron 4,150 averiguaciones previas relacionadas con el citado delito; mientras en el 2006 se iniciaron solamente 125 averiguaciones previas; en el 2012 la cifra aumentó a 1,511.

El oficio con los resultados de las acciones emprendidas por la PGR contra el robo de hidrocarburos en México fue remitido a la Comisión de Energía de la Cámara Baja, que preside Marco Antonio Bernal (PRI).

rramos@eleconomista.com.mx