El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados acordó promover en el siguiente periodo ordinario de sesiones una veintena de enmiendas legales, pero la prioridad será la reglamentación de las reformas constitucionales en materia político-electoral, energética y de telecomunicaciones aprobadas el año pasado.

Entre otros temas, los priístas resolvieron durante su reunión plenaria de dos días, en la que participaron sus aliados del PVEM, consolidar el nuevo diseño institucional del Estado mexicano y de los órganos y reglas electorales para afianzar la democracia, así como para reactivar el potencial de crecimiento económico, competitividad y empleo.

Priístas y pevemistas asumieron el compromiso de aprobar, en el periodo ordinario a realizarse del 1 de febrero al 30 de abril próximo, la legislación secundaria pendiente en las materias referidas con el propósito de lograr la transformación y el despegue de México.

La agenda legislativa priísta contempla cambios legales sobre competitividad, responsabilidad hacendaria de estados y municipios, además de los que normen las contralorías del Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica.

A la aprobación de la minuta del Senado para expedir el Código Nacional de Procedimientos Penales, anticipó Manlio Fabio Beltrones, coordinador de la diputación, se dará especial atención para que salga en la primera semana de febrero. Respecto de los cambios pendientes en materia electoral, destacará la aprobación de las leyes generales de partidos y sobre propaganda gubernamental.

[email protected]