Para el próximo año, el gobierno federal pretende aumentar en un 74.5%, en términos reales, el presupuesto dirigido a promover la igualdad entre mujeres y hombres, la erradicación de la violencia de género y cualquier forma de discriminación en unas 32 dependencias federales; aunque dicho incremento no será homogéneo, ya que al menos cinco instituciones verán reducciones en sus programas dirigidos a estos fines.

Según lo plasmado en Anexo de Erogaciones para la Igualdad del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) del 2022, para el siguiente año se prevé un gasto de 232,384 millones 641,228 pesos para el próximo año en materia de perspectiva de género, lo que se traduce en un incremento de 99,281,926,600 pesos, con relación a los 133,102 millones 714,627 que se avalaron para este 2021.

Los ramos con mayores beneficios para el próximo año serán Educación Pública, la cual pasaría de tener 21,711 millones 524,307 pesos en 2021 a 54,829 millones 607,334 pesos para 2022, es decir, un incremento de 152.5%, en términos reales.

A esta dependencia le sigue Bienestar, cuyos recursos crecerán en un 87.3 por ciento. Durante el año en curso, para esta dependencia fueron destinados 74,705 millones 939,599 pesos, con el fin de atender la perspectiva de género; mientras que se prevé un gasto de 139,945 millones 819,297 pesos, para 2022.

Del total de los recursos destinados a promover la igualdad entre mujeres y hombres, la erradicación de la violencia de género y cualquier forma de discriminación a nivel nacional, es la Secretaría del Bienestar a la que se le prevé destinar el 60% del gasto; seguida de Educación con 24 por ciento. Mientras que el 16% restante se distribuye entre otras dependencias como Agricultura y Desarrollo Rural y Trabajo y Previsión Social con 4.83 y 4.53%, respectivamente.

En contraste, las instituciones a nivel federal que sufrirían una reducción en sus aportaciones para que promuevan la igualdad entre mujeres y hombres, son la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (23.9% menos); el instituto Nacional Electoral (20%); el Instituto Nacional de Estadística y Geográfica (14.6%) y la Fiscalía General de la República (7.7%).

La Secretaría de Economía destaca entre las otras que se prevé se le recorten los recursos en el rubro ya que la baja sería de hasta 99.9%, ello debido a que pasaría de tener 2,787 millones 672,985 pesos en 2021 a únicamente 209,243 pesos para 2022. Esto último, se debe a la eliminación de programas como los Microcréditos para el Bienestar, que en este año tuvieron un costó de más de 1,152 millones de pesos, además de que ya no se otorgarán financiamientos sin intereses para fortalecer las capacidades productivas de personas microempresarias no agropecuarias, que viven en condiciones de marginación.

maritza.perez@eleconomista.mx