La Cámara de Diputados prevé aprobar hoy en comisiones la minuta del Senado que tiene por objetivo fortalecer y profesionalizar la diplomacia del país, mejorar el ingreso, desarrollo profesional y jubilación del personal que integra el cuerpo diplomático, así como garantizar la igualdad entre mujeres y hombres.

En la sesión de este martes, el pleno de la Cámara recibió la minuta que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley del Servicio Exterior Mexicano, la cual fue turnada a la Comisión de Relaciones Exteriores para su estudio. Por la tarde, los diputados de esa comisión sesionaron para recibir la minuta en los términos del Senado, y acordaron que este jueves por la mañana sesionarán para aprobarla.

A la reunión acudió el subsecretario de Relacione Exteriores, Carlos de Icaza González, quien dijo que desde hace mucho tiempo, la diplomacia mexicana requiere de esas reformas.

“Esta iniciativa del Senado de la República y ahora aquí en la Cámara de Diputados es largamente por el servicio exterior de carrera; sumamente apreciada por y que además nos anima a seguir superando como institución al servicio del estado mexicano”, comentó.

Las reformas plantean incrementar la edad de jubilación de 65 a 70 años para los integrantes de la diplomacia, otorgar un apoyo económico complementario a la pensión de vejez del ISSSTE y establecer que los diplomáticos y sus familiares serán beneficiarios de un seguro de gastos médicos.

Proponen que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) hará la revisión de la estructura salarial de los miembros del Servicio Exterior de carrera ante las autoridades correspondientes, para lo cual se deberá someter, a consideración del secretario en turno un análisis sobre el costo de vida en los diversos países, así como el tipo de cambio de la moneda correspondiente, con la finalidad de garantizar un poder adquisitivo equivalente en todos los lugares de destino, estabilizando el sueldo mensual en la moneda local.

Contemplan que el personal temporal desempeñará funciones especializadas en adscripciones determinadas, de conformidad con los referidos perfiles y las necesidades del servicio y en un plazo que no excederá de seis años. Además, los nombramientos, no podrán exceder del 18 por ciento del total de las plazas autorizadas para el Servicio Exterior en la SRE.

Establece que el gobierno federal pagará mensualmente a las personas que hubieran causado baja por jubilación, un apoyo económico complementario equivalente al 50% de la pensión que estén recibiendo.

Prevé un apoyo económico complementario para servidores públicos que, sin ser miembros de carrera del Servicio Exterior, se encuentren en activo y que hayan sido nombrados Embajadores o Cónsules Generales, así como que hayan prestado sus servicios a la SRE por más de 15 años ininterrumpidos.

[email protected]