La Cámara de Diputados prevé discutir y aprobar antes del próximo 15 de diciembre la minuta de la nueva Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública, a la que se dará entrada formal en la sesión ordinaria proveniente de la Cámara de Senadores, y se turnará a comisiones para su dictaminación.

Aunque el plazo legal para su expedición por parte del Congreso de la Unión vence el próximo 4 de mayo, el propósito es concretarla durante el actual periodo de sesiones ordinarias.

Si bien existe consenso en lo general entre los partidos representados en San Lázaro respecto de los acuerdos logrados por los senadores, hay aún temas que siguen generando controversia.

Uno de esos asuntos tiene que ver con la transparencia total sobre el uso de las subvenciones asignadas a los grupos parlamentarios en ambas Cámaras del Poder Legislativo, que desde la perspectiva de Francisco Martínez Neri, coordinador de la diputación federal del PRD, no está bien definida en la nueva ley.

Entre los cambios consensuados por los senadores que se incluyeron en la norma, precisó, hay algunos que en vez de garantizar la transparencia y acceso a la información, podrían fomentar la opacidad .

El oaxaqueño alertó que la redacción del artículo 70 de la minuta, por citar un ejemplo, eliminó fracciones que supuestamente ya habían sido admitidas para su inclusión en la nueva ley.

Entre otros puntos, explicó que se omitió en el decreto final la obligación de cada uno de los legisladores federales de informar respecto de conceptos como las dietas, los bonos, los denominados apoyos extraordinarios y los apoyos para informes legislativos, así como las compensaciones y los gastos de gestión, además de los viajes, viáticos y gastos de representación de los legisladores y de sus acompañantes.

De ahí que desde la óptica del perredista, la nueva ley no cumple de manera cabal con la transparencia y la rendición de cuentas a las que están obligados los legisladores federales y, de manera específica, los grupos parlamentarios.

Finalmente, convocó a revisar la minuta en forma escrupulosa y evitar la discusión acelerada con la intención de ratificarla fast track.

[email protected]