Querétaro, Qro. Tras la  convocatoria que hizo el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, para liderar un “acto de unidad por la dignidad de México”,  el llamado se extiende a los gobernadores de las 32 entidades, frente a las medidas comerciales con las que Estados Unidos presiona a México para que fortalezca sus acciones en la frontera norte para evitar el paso de migrantes.

A petición de López Obrador, el gobernador de Querétaro y presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) Francisco Domínguez Servién,  ha convocado a la jefa de Gobierno de Ciudad de México y a los 31 gobernadores, para que asistan el próximo sábado 8 de junio al acto que se llevará a cabo en Tijuana, Baja California, en la frontera entre México y Estados Unidos.

“Como mexicano y como gobernador, pero también como presidente de la Conago, me llamó por teléfono  el presidente de la República, pidiéndome que convocara a los 32 Ejecutivos del país a acompañarlo”, declaró Domínguez Servién.

El presidente de la República ha referido que se trata de “un acto de unidad para defender la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos”.

“Estuvimos muy atentos al llamado del presidente, es sumamente importante para todos los mexicanos, en este sentido debemos respaldar este llamado de presidente, a que hagamos un gran equipo en apoyo al equipo negociador. (…) La unidad nacional a la que llama el presidente siempre es para marcar retos,  lo hemos dicho y todos sabemos que el presidente Trump no es Estados Unidos, vamos a empezar a hacer llamadas con gobernadores (de Estados Unidos)” dijo el gobernador queretense.

Migrantes han traído enfermedades

Entorno al fenómeno migratorio que enfrenta Centro y Norteamérica,  el gobernador queretano  declaró que  el cruce migratorio ha  generado problemas de salud, que se traducen en la presencia de enfermedades que habían sido erradicadas, afirmó Dominguez Servién, sin precisar qué tipo de padecimientos.

“Lo hemos planteado dos veces al presidente de la República, porque el paso de los migrantes  viene por nuestras entidades y en muchas de éstas,  en donde se detienen para esperar si pueden pasar a Estados Unidos y esto ya está trayendo consecuencias en el sector salud, algunas enfermedades que tenemos prácticamente erradicadas empezaron a subir ya los números y esto nos preocupa, no solo es un tema de migración, sino de afectación a la salud de muchos mexicanos”, dijo.

Esta declaración ocurre ante los pronunciamientos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha  recriminado a México que no ha hecho acciones suficientes para frenar el flujo migratorio; así como entorno  al anuncio que hizo la secretaria de Gobierno, Olga Sánchez Cordero, de implementar mayores esquemas de seguridad en la frontera sur de México.