La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Estado de Aguascalientes, Claudia Eloisa Díaz de León González, consideró que fue válida y legal la decisión de cinco magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de remover como su presidente a José Luis Vargas, y nombrar en su lugar al magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

Entrevistada por El Economista, dijo que los magistrados Felipe de la Mata Pizaña, Janine Otálora, Reyes RodríguezIndalfer Infante y Felipe Fuentes Barrera, expusieron los argumentos legales para acordar la remoción de su presidente, y destacó que es decisión del pleno del tribunal esa facultad.

“Claro que tienen fundamento, y lo expresaron en la mesa (los magistrados). El pleno sí tiene las facultades de remover al presidente, por supuesto. También está la norma que establece el periodo de cuatro años que dura el encargo de un presidente, pero también existen las facultades para removerlos. Si es en sesión pública o en sesión privada, eso ya es harina de otro costal”, mencionó.

“Yo respeto la institucionalidad, la decisión y los manejos internos que tengan ese cuerpo colegiado. Considero a todos los magistrados personas con una ética y una preparación digna hacia la altura de su encargo. La legalidad o constitucionalidad del movimiento que se hizo en cuanto al nombramiento del nuevo presidente, esa es una cuestión interna y como pleno pueden ellos tener esa facultad, y yo considero que independientemente de quién preside, el compromiso de cada uno de los magistrados es latente y se verá reflejado en el sentido de los votos en cada proyecto que les sea presentado por las ponencias correspondientes”, sostuvo.

La magistrada Claudia Díaz de León González dijo confiar en que la decisión de los cinco magistrados del Tribunal federal fue en beneficio de la ciudadanía, de la institucionalidad, de la imparcialidad y de la objetividad, “y que no se entorpezca ni se revuelva con las cuestiones que como jueces constitucionales tienen que llevar a cabo. (...) Confío en que estas decisiones se tomen siempre a la luz de una mejora institucional. Yo confío en que no tiene nada que ver con cuestiones personales”, refirió.

Cuestionada acerca de que el magistrado José Luis Vargas interpondrá un recurso de controversia en la Corte por su remoción como presidente del TEPJF, Claudia Díaz de León González consideró que la Suprema Corte no tiene alcances en ello, ya que las cuestiones de gobierno y administración corresponden únicamente resolver al propio tribunal.

“Se habla de la Corte, pero lo que ve la Corte son controversias entre Salas, no creo que la Corte pudiera tener injerencia en una cuestión de organización interna de la Sala Superior, sobre todo por su propia autonomía. Yo pienso que esa es decisión que les compete a los magistrados en el pleno”, destacó.

Finalmente, la magistrada electoral local consideró que el papel que tienen los juzgadores electorales no es fácil.

“Para mí objetivizar la política es como quitarle lo abstracto a las matemáticas. Finalmente se resuelven cuestiones políticas que tienen que estar apegadas a un marco legal, y que son sujetas a interpretación. Las diferencias que existan en opiniones personales y jurídicas, basadas en la ley, pero personales desde la construcción de argumentos de cada juez, puede muy fácilmente encontrar diferencias y acuerdos con otros magistrados. Las elecciones tienen cada vez más un grado de complejidad mayor, se juegan derechos más complicados, y esto lo complica porque la obligación y el peso que tenemos frente a la Constitución, al Estado mexicano, a nuestros pares, se hace mayor”, planteó.

jorge.monroy@eleconomista.mx

rrg