Asambleistas de la ciudad de México presentaron un paquete de leyes que proponen la venta de marihuana en lugares designados de la capital del país, con la que se pretende abastecer de marihuana, de una manera segura, a usuarios que necesiten la droga y así regular las cantidades que los compradores pueden adquirir.

El proyecto contempla crear un programa de salud para vigilar el consumo y dictar cómo se llevará a cabo el suministro de la droga. El documento de la iniciativa aún no contempla cantidades que se permitirían vender y comprar, pero los legisladores y consejeros técnicos de la asamblea de la Ciudad de México dijeron que probablemente se permitiría para la venta un máximo de cinco kilos y compra de cinco gramos.

El diputado Vidal Llerenas, promotor de la iniciativa, dijo en conferencia de prensa que el objetivo es descriminalizar el uso de la marihuana y dejar de perseguir a los consumidores para enfocar estrategias de procuración de justicia en otros crímenes más graves que afligen a la ciudad.

Llerenas agregó que el enfoque hacia la política de drogas debe cambiar en México, que ha sido azotado por una ola de violencia debido a la lucha por el control del narcotráfico y una ofensiva en contra de los cárteles de drogas causando decenas de miles de muertes.

El paquete legislativo en materia de drogas para la Ciudad de México, incluye una estrategia para impulsar la legalización del consumo de marihuana, a través de las reformas a la Ley de Salud vigente en esta capital. La propuesta se discutirá en el periodo ordinario de sesiones que inicia el 1 de marzo.

Las modificaciones pretenden elevar el monto de dosis de marihuana que puede portar una persona en el Distrito Federal, que actualmente es de cinco gramos, sin que sea considerado delito de narcomenudeo.

Otro de los objetivos es la creación del Comité de Disuasión, que estará integrado por especialistas en materia de salud, y formaría parte del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones en la Ciudad de México.

apr Con información de AP y Notimex