El PAN en el Senado de la República refrendó su intención de apelar ante el Poder Judicial el nombramiento de Rosario Piedra Ibarra como titular de la CNDH.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara Alta, Kenia Rabadán (PAN), manifestó que se prevé acudir tanto a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) como a la Corte Internacional para impugnar el nombramiento.

Mientras que el exaspirante a la presidencia de la CNDH, Alberto Athié, presentó de manera pública su renuncia al Consejo Consultivo de la CNDH e informó que tras varias reuniones con candidatas y candidatos al cargo, ya preparan un amparo federal para presentarlo ante el Poder Judicial, al considerar que sus derechos como aspirantes fueron violentados.

“Si el Poder Judicial por alguna razón no considera pertinente admitirlo, buscaremos otras instancias para hacerlo, hasta agotar incluso las instancias internacionales”, advirtió.

Por otro lado, en entrevista, la también senadora panista Xóchitl Gálvez aseguró que su partido analiza imponer recursos jurídicos y reiteró que Piedra Ibarra entró “por la puerta de atrás” a la presidencia del organismo autónomo.

“Nuestros abogados están estudiando el caso con detalle, más allá de que la titular de la CNDH hoy queda totalmente descalificada, al ella no renunciar a tomar protesta ante lo opaco del proceso, y ante que el propio senador Monreal lo dijo: que por honorabilidad se iba a repetir la votación”, acusó.

Asimismo, su compañero de bancada, el senador Gustavo Madero, manifestó mediante un comunicado que el gobierno federal mantiene una conducta de negación de la realidad, y que incluso violenta la democracia y los contrapesos.

Opinó que el proceso de elección de la presidenta de la CNDH es una muestra de la tendencia del presidente Andrés Manuel López Obrador por debilitar a los órganos autónomos.

“La sociedad civil y los órganos constitucionalmente autónomos le incomodan, porque en su visión de una voz mandante estos contrapesos le estorban para la toma de decisiones sin cuestionamientos, todo esto porque es un autoritario queriéndose vender como demócrata”, manifestó Madero.

Reclamo de las ONG

Tras la reacción de la nueva presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra, sobre los casos de comunicadores asesinados durante este gobierno, la organización Periodistas Desplazados México presentó una queja ante la CNDH, al argumentar que el —supuesto— desconocimiento sobre la violencia contra el gremio es en sí mismo una violación a los derechos humanos de las víctimas.

Cabe señalar que tras tomar protesta para el periodo 2019-2024 en el Senado y al ser cuestionada sobre los retos que tendrá que enfrentar al frente de la CNDH, como los asesinatos de periodistas, Piedra Ibarra respondió: “¿Han asesinado periodistas?”, declaraciones que organizaciones sociales como Causa en Común observaron con extrañeza y preocupación.

Según cifras de Artículo 19, en lo que va del sexenio han sido asesinados 11 periodistas; de éstos, 10 han ocurrido en el 2019.

En tanto, la Red de Periodistas de a Pie ha documentado 271 agresiones contra la prensa durante el 2019 (enero-octubre). Sólo en octubre contabilizaron 29, y la Ciudad de México, Puebla y San Luis Potosí fueron las entidades que registraron mayor número de incidencias durante este mes.

Periodistas Desplazados México agregó en un comunicado que el reclamo se extendía al Senado por la designación de una candidata que “claramente no está informada de temas gravísimos y de suma importancia”.

[email protected]