Corbatas, plumas fuente, encendedores, habanos, vinos de mesa y todo lo relacionado con el futbol son los productos más socorridos para el festejo del 'Día del Padre'.

Proliferan promociones como 'íSorprende a papá con una pantalla gigante!' o 'Para que papá luzca impecable, en la compra de un traje te regalamos la camisa y la corbata' y hasta 'Para que papá te vea mejor, descuento de 30 por ciento en la reparación de sus lentes'.

Todos los comerciantes quieren aprovechar el momento y lo mismo se ofrecen descuentos en mancuernillas en las joyerías del Centro Histórico que ofertas en canastas de ultramarinos con una o dos botellas de vino tinto español en tiendas de importación.

Los restaurantes, y en especial las cantinas, son los sitios naturales para el festejo. '*Qué mejor para papá que ver el mundial con botana y bebida?', se pregunta de manera sugerente en una manta colocada afuera de una conocida cantina en la colonia San Rafael.

'íVen y agasaja a papá con todos los partidos del mundial!', ordena una manta en la entrada de un restaurante en la calle de Madero, en el Centro Histórico, que después aclara: 'También tenemos el partido Brasil-Costa de Marfil'.

'Papá está viendo el futbolà con nosotros', consigna la publicidad de otro restaurante en la calle Bolívar, donde también se ofrece otra promoción: 'descuentos de 30 por ciento el 19 y el 26 de junio para festejar el Día del Padre'.

'Tenemos llenas ya las reservaciones para la comida del domingo en el restaurante panorámico', aseguró un capitán de meseros en el 'Gran Hotel de la Ciudad de México', quien recordó que desde principios de mes se ofrecieron los paquetes.

El mismo fenómeno se presentó en el restaurante panorámico de la parte alta del World Trade Center, donde el lleno total se registra este sábado por la noche, mientras que para el domingo se tienen reservadas más de 60% de las mesas.

La encargada del lugar, Patricia Cárdenas, explicó que la vista luce mucho más de noche y por eso la gente prefiere ese horario. Sin embargo, muchas familias van con sus hijos y se espera lleno este domingo.

APR