Si el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emprende una cacería masiva contra los inmigrantes radicados en ese país, el sistema de justicia migratorio podría colapsar, planteó Jorge-Mario Cabrera.

En entrevista, el director de Comunicación de la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles, dijo que las órdenes ejecutivas en materia de inmigración que firmó la semana pasada el mandatario estadounidense y en las que se incluye crear más espacios de detención para inmigrantes indocumentados así como retirar de fondos federales a las ciudades santuario, son crueles, inhumanas, xenófobas, pero también sumamente costosas.

Comentó que una de las principales preocupaciones que tiene la comunidad de inmigrantes radicados en Estados Unidos es que las redadas empiecen a incrementarse y que incluso se realicen en centros de trabajo, educativos, iglesias y otros espacios.

Hay temor en que, basados en las órdenes del presidente Trump, se empiece una cacería humana que no hayamos visto en los últimos 20 años .

Explicó que si Trump emprende esa cacería contra los inmigrantes, el sistema judicial migratorio podría colapsar.

El sistema judicial migratorio empeoraría mucho e incluso podría colapsar si más arrestos, detenciones y deportaciones se llevan a cabo, de eso no hay duda .

Agregó que el sistema judicial migratorio ha empeorado en los últimos años, propiciado en gran medida por las deportaciones que se realizaron durante los dos periodos de gobierno de Barack Obama y que alcanzaron alrededor de 2.8 millones inmigrantes repatriados.

Asimismo, añadió que la política antiinmigrantes de Trump será muy costosa para los ciudadanos estadounidenses.

El muro fronterizo, la contratación de miles de nuevos agentes de migración, contratos que se llevan a cabo para construir nuevas cárceles y pagar para que se detengan a los inmigrantes indocumentados, todo esto tendrá un costo alto, lo suficiente como para preocuparnos y para que se preocupe el Congreso si aprueba estas medidas .

Preparan defensa

Cabrera expuso que desde el triunfo de Trump prevalece un ambiente de temor e incertidumbre entre los inmigrantes en Estados Unidos. Reconoció que la comunidad inmigrante no está preparada para hacer frente a las políticas emprendidas por el nuevo gobierno estadounidense.

Indicó que la Coalición Pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles recibe diariamente cientos de llamadas de inmigrantes que tienen temor de ser deportados ante las políticas de Trump.

Estamos viviendo un momento sumamente peligroso para la comunidad de inmigrantes que no está preparada. Lo primero que les pedimos es mantener la calma, y hay que informarse de sus derechos constitucionales y cómo hacerlos valer .

Refirió que la estrategia para que los inmigrantes puedan defenderse de las políticas xenófobas de Donald Trump atraviesa por lo individual y constitucional. Respecto de la primera, explicó, es necesario que los inmigrantes se asesoren legalmente para conocer cuáles son sus derechos, y cuáles serían las acciones legales que están a su favor, pues 40% tiene opciones legales que no sabía. Mientras que lo que respecta a lo constitucional, planteó, que hay ciudades que dan protección a los inmigrantes para lo cual están pidiendo a congresistas, alcaldes y gobernadores que salgan en la defensa activa de éstos.

Vamos a trabajar en conjunto con otras coaliciones de defensa a los inmigrantes, con la sociedad civil, con nuestros líderes electos e incluso con la Casa Blanca, para proponer alternativas que sean prácticas y humanas y que ayuden a incrementar la grandeza de este país .

México debe defender a sus connacionales

Jorge-Mario Cabrera calificó como esperanzadora la postura que ha tomado México frente a los anuncios de Donald Trump en los últimos días. Dijo que es momento de que México alce la voz y defienda a sus connacionales.

El pueblo de México debe alzar su voz tanto en Estados Unidos como en México, de otra forma Estados Unidos hará lo que se le venga en gana y México simplemente doblará las manitas y aceptará cualquier violación a los derechos civiles y humanos que sufran sus connacionales, ojalá que eso no pase. Hasta ahora la postura de México es esperanzadora, México es sumamente poderoso pero lo tiene que creer y tiene que efectuar sus promesas .

Afirmó que es lamentable que pese a que el gobierno de México ha ofrecido protección a los derechos de sus connacionales radicados en Estados Unidos, la historia dice que esa protección ha sido demasiado tibia y ha dejado mucho que desear .

Jorge-Mario Cabrera

  • Es director de Comunicaciones de la Coalición de Los Ángeles por los Derechos Humanos del Inmigrante.