Aunque aseguró respetar la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de avalar las revisiones a personas y vehículos sin orden judicial, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó su preocupación porque continúen prevaleciendo las violaciones a los derechos fundamentales.

El organismo “manifiesta su preocupación, desde el ámbito de los derechos humanos, porque más allá de contribuir a que exista un entorno de mayor seguridad y menos violencia en nuestro país, los preceptos que fueron impugnados sigan propiciando violaciones a derechos y libertades básicas de las personas, sobre todo en contra de adolescentes y jóvenes”, refirió.

Luego de que promoviera una acción de inconstitucionalidad en contra de diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales, la Corte determinó la constitucionalidad de revisiones ante “sospechas razonables”.

Por su parte, la Corte aclaró que el haber declarado la validez de estas disposiciones no implica que un policía pueda inspeccionar a individuos y automotores a su antojo.

En una nota enviada a medios, la Corte expuso que, por el contrario, lo que se dice en la resolución es que ese tipo de conductas están prohibidas.

Es decir, el policía únicamente puede realizar estos actos de inspección sí y sólo sí se encuentra ya en el marco de una investigación criminal.

“Cualquier inspección que se practique fuera de estos parámetros será ilegal y arbitraria”, refirió la Corte.