La discusión en la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre el proyecto que el ministro Arturo Zaldívar presentara el pasado viernes 16 que plantea eliminar la prohibición total al cultivo y transporte de marihuana para autoconsumo, con fines recreativos y lúdicos, sigue en el aire.

En sesión privada, el ministro José Ramón Cossío propuso a sus compañeros aplazar la resolución del caso una semana para revisar diversos documentos enviados a la Corte sobre el tema (como amicus curiae, textos de literatura y estudios), para ser tomados en cuenta antes de emitir un voto definitivo.

El ministro descartó enviar a pleno el tema, al considerar que la sala integrada por cinco ministros es competente para dictar una sentencia resolutiva.

En el proyecto de sentencia plantea que no hay elementos legales para reprobar el consumo de mariguana.

En la propuesta de sentencia se lee: Este alto tribunal considera que pertenece al estricto ámbito de la autonomía individual, protegido por el derecho al libre desarrollo de la personalidad, la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de esa sustancia, a pesar de los daños que esta actividad puede generarle a una persona .

El caso tiene a revisarse el próximo miércoles por lo menos, tres escenarios. El primero sería que se aprobara por mayoría de tres votos, lo que implicaría otorgar el amparo únicamente a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Responsable y Tolerante (SMART), quienes son los demandantes.

Si el amparo fuera otorgado por una mayoría de, al menos, cuatro votos, la resolución judicial impactaría en otros casos que llegaran al Poder Judicial.

El asunto podría ser enviado a discutirse por los 11 ministros que integran el pleno del tribunal constitucional, lo que implicaría turnar el caso a otro ministro para que elaborase otra propuesta y más tiempo para tener un dictamen final.

Entrevistado en las instalaciones de la SCJN, Fabián Aguinaco Bravo, quien es uno de los abogados que interpuso la demanda de amparo e hijo del difunto ex presidente de la SCJN, Vicente Aguinaco, expresó que el contenido de los derechos humanos que fluyen de la dignidad humana no está a disposición de los poderes públicos.