Querétaro.- Por nepotismo, en los últimos diez meses se cambió de entidad a 90 jueces y magistrados, confirmó el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

El cambio de sede corresponde a la estrategia que sigue la SCJN para erradicar la práctica de nepotismo, por lo cual han cambiado de entidad a quienes han incurrido en esta acción.

La implementación de esta estrategia, dijo, lleva un avance de 90%, por lo que se prevé que en breve se elimine la incidencia de  nepotismo.

“Los casos de nepotismo era una cultura muy extendida, yo espero en un par de meses tener resuelto ese tema, vamos en un avance de 90 por ciento. Hemos tenido que cambiar más de 90 jueces y magistrados, que estaban en esta situación que no era ilegal, era parte de  una cultura, hay que decirlo, pero generaba una mala percepción en el Poder Judicial”, declaró.  

En Querétaro, confirmó, también se presentaron casos de nepotismo, por lo que también se suscitaron cambios de sede.

“En todos (los estados se presentaron estos casos), algunos se dieron en Querétaro, también se dieron cambios en Querétaro. (…) Cuando es por nepotismo los cambiamos de estado para que estén en un lugar donde  no tengan a los familiares, para tampoco perjudicar a los familiares, porque reitero no era algo ilegal, era una cultura que generaba una mala percepción”, destacó.

Dentro de la SCJN, agregó, se implementa una nueva política interna para evitar que se repliquen este tipo de prácticas.

En relación con aquellos estados en los que persiste la negativa a los matrimonios igualitarios, el presidente de la SCJN declaró que incurren en inconstitucionalidad.

“Nosotros como Suprema Corte ya hemos dicho que el matrimonio  igualitario es constitucional y que se prohíba el matrimonio igualitario es inconstitucional, ya lo demás le toca a los legisladores”, refirió.

Necesario reformas para garantizar autonomía

Al presidir la XIV Asamblea General Ordinaria de la Asociación Mexicana de Impartidores de Justicia  (AMIJ),  Zaldívar  declaró que es necesario hacer reformas  para evitar una crisis que ponga en riesgo la autonomía y la independencia judicial.

“Si los Poderes Judiciales no nos reformamos, si no reflexionamos sobre lo que nos falta por hacer, me temo que podemos enfrentar crisis, que pongan en riesgo la autonomía y la independencia judicial. (…) Estoy convencido que la única dependencia verdadera se da en la autoridad moral que tengan los tribunales a partir de su legitimidad social. Requerimos mejores jueces para un mejor país, más justo, más equitativo, pero para tener jueces más independientes requerimos jueces más legitimados”, declaró.