Autoridades federales y estatales, de Chiapas y Tabasco, exhortaron a la población a extremar precauciones ante las lluvias que se presentarán en los próximos días, ya que, a pesar de que las inundaciones han disminuido, algunos ríos continúan desbordados.

La Coordinación Nacional de Protección Civil dio a conocer ayer 17 de noviembre, en un comunicado que en Tabasco, a través del Plan-DN-III, se han beneficiado a 80,718 personas por la atención a damnificados en los municipios de Teapa, Cunduacán, Centro, Macuspana y Jalpa de Méndez, desde el 1 de octubre cuando se registraron las primeras anegaciones en esta zona del país.

Agregó que en estos municipios personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha desalojado a 10,420 habitantes.

Por su parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó durante la reunión semanal del Comité Nacional de Grandes Presas (CNGP) que en los municipios de Centro, Jalpa de Méndez, Jonuta, Macuspana, Nacajuca, Tacotalpa y Teapa, desde el 1 de noviembre se han bombeado 12 millones 521,00 metros cúbicos de agua anegada.

No obstante, el Instituto de Protección Civil estatal recomendó a las autoridades municipales a mantenerse alertas por las lluvias “debido a que los ríos De la Sierra, Grijalva y Puxcatán aún se encuentran por arriba de su nivel”.

En el caso de Chiapas, Protección Civil de la entidad expuso que se esperan lluvias torrenciales de 150 a 250 milímetros en las regiones Norte, Mezcalapa, de los Bosques, Tulijá Tseltal Chol y Selva Lacandona. Por lo anterior, pidió a la población extremar precauciones.

politica@eleconomista.mx