Antonio Vaquero Martínez, quien en mayo del 2016 protagonizó una persecución cuando circulaba a exceso de velocidad por la carretera Izúcar de Matamoros-Cuautla, donde confrontó a dos elementos de la Policía Federal, dando paso a una balacera en la que resultaron lesionados los preventivos y él, fue condenado a 60 años de prisión.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que un juez de Distrito especializado en el Sistema Penal Acusatorio emitió la sentencia condenatoria por los delitos de portación de arma de fuego sin licencia, violando la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, así como por homicidio calificado con premeditación en grado de tentativa, cometido en contra de dos servidores públicos.

De acuerdo con el expediente, Vaquero Martínez al circular con exceso de velocidad en el tramo carretero mencionado a bordo de una camioneta, a la altura de la zona carretera México-Oaxaca, con el entronque de Matamoros-Cuautla, y cuando los uniformados federales le solicitaron que bajara la velocidad y que se detuviera se tuvo como respuesta una agresión con disparos de arma de fuego.

En los hechos resultaron gravemente heridos los policías federales, Víctor Hugo Sánchez Ramírez y José Asunción Domínguez Jiménez, los cuales también hirieron a Vaquero Martínez, los tres fueron hospitalizados; posteriormente, el agresor, tras su recuperación, fue vinculado a proceso por los delitos mencionados. después, la PGR cerró la investigación y se emitió la condena.