Familiares, amigos y compañeros de las 36 víctimas de la explosión ocurrida en el edificio B2 de las oficinas administrativas de Petróleos Mexicanos (Pemex) montaron una ofrenda con veladoras y flores blancas para rendir homenaje a los que perdieron la vida.

En la calle Bahía de San Hipólito más de 100 personas vestidas de blanco comenzaron a llegar con veladoras y flores desde las siete y media de la noche para recordar a sus allegados.

Marcelo Carmona, levantó una fotografía de Mari Cruz Canales Gutiérrez, trabajadora de Servicios Médicos de Pemex, quien atravesó los edificios para entregar un documento a la hora de la explosión. Desde el jueves aún no se sabe nada de ella.

A las ocho de la noche, se organizaron para rezar un Rosario y con ello "pedir que las almas de los que fallecieron descansen en paz.

RDS