Durante su visita en Washington, Luis Videgaray Caso, secretario de Relaciones Exteriores, sostuvo una reunión con la secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, Kirstjen Nielsen, para tratar temas de la agenda entre México y Estados unidos en materia de migración y seguridad.

Durante la reunión ambos funcionarios coincidieron en la importancia del trabajo en conjunto con los países del Triángulo Norte de Centroamérica para impulsar el desarrollo regional, así como el control de los flujos migratorios y la mejora de seguridad en dichos países.

Después de que el presidente estadounidense Donald Trump ordenara el despliegue del ejército estadounidense en la frontera y exigiera a México detener a  migrantes centroamericanos, como condición para la renovación del Tratado de Libre Comercio, el  canciller mexicano reiteró que  la política migratoria de México se decide de manera soberana y que la cooperación entre ambas naciones se realiza a conveniencia de México, bajo el principio de responsabilidad compartida.

En seguimiento a la Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica, se acordó una reunión de alto nivel.