Elementos de la Policía Federal mantienen tomadas, por segundo día, las instalaciones del Centro de mando en Iztapalapa y rechazaron que exista “mano negra” en las manifestaciones, como lo declaró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“En este lugar sólo somos policías federales y somos los que realmente estamos en esta lucha, nosotros negamos rotundamente lo que él dice de que hay mano negra, la única mano negra que está metida en este lugar es la de él y su gente” declararon los policías a los medios.

Los policías aseguraron que si bien el mandatario federal había declarado que no existirán despidos, el traslado de los uniformados a la Guardia Nacional representará una disminución en sus percepciones salariales y la desaparición del bono de operatividad.

“Nosotros estamos haciendo esto por nosotros y nuestros derechos como trabajadores de la Policía  Federal, aquí no hay líderes, nosotros mismos lo estamos haciendo”, declararon.

Tantos policías federales como sus familiares impidieron el paso de elementos del Ejército a la sede de la corporación.

Hasta el momento continúan los bloqueos en Anillo Periférico entre Eje 6 y  Eje 5 , así como en la carretera México- Pachuca a la altura de la Lerdo de Tejada, en ambos sentidos.