“México hoy en día no es un cementerio, es una fosa común (...) lamentamos lo que pasa en Veracruz, pero México no necesita un minuto de silencio, necesita horas y meses de llorar y estar en silencio”, expresó, desde su curul, el senador Miguel Ángel Navarro Quintero (Morena).

En respuesta a las críticas de panistas y emecistas, el nayarita dijo que el país sufre, en materia de inseguridad y violencia, la resaca de muchas décadas en que la política sufrió una descomposición. “Aquí ya no se vale la hipocresía (...) Esto sucede en la sierra de Guerrero, con los desaparecidos; en Chihuahua, Guanajuato, Sinaloa (...) a lo largo y ancho del país”.

“Da pavor hoy recorrer el país”, lo secundó su correligionario veracruzano Ricardo Ahued Bardahuil.

El panista Víctor Fuentes preguntó, también desde se lugar, “¿cuándo van a empezar a dar resultados esas políticas públicas sociales que tanto presumen? (...) ¿Se comprometieron, sí o no, a mejorar la seguridad del país? Al día de hoy no ha mejorado. ¿Se comprometieron, sí o no, a bajar los índices delictivos? Claro que sí. ¡No han bajado!”, expresó.

La solicitud de su copartidaria, veracruzana también, Indira Rosales San Román, para que el pleno senatorial guardara un minuto de silencio en memoria de las 14 personas ejecutadas el pasado viernes en Minatitlán desató un debate que pareció interminable entre senadores del PAN y MC, del lado de la oposición, y los de Morena.

La morenista Antares Vázquez preguntó a los panistas, y tocó la pedrada a los priistas aunque ellos no habían dicho ni pío porque no participaron en la discusión, qué hicieron “durante 18 años” para construir “este desastre”, y les sugirió cambiar ya la “retórica patética” que polariza a la sociedad.

Rosales San Román devolvió que los morenistas tienen que asumir su responsabilidad y no dedicarse únicamente “a limpiar la imagen del presidente porque si alguien se dedica absolutamente todas las mañanas, desde el 1 de diciembre del año pasado, a polarizar a este país es el presidente. No tienen cara para decirnos esto”.

Si “todo México está de luto” es “por la maldita herencia de dos sexenios que nos entregaron 250,000 muertos, un panista y un priista”, reviró Rubén Rocha (Morena), aunque reconoció que “este gobierno nuestro todavía no ha podido frenar esa espiral homicida”.

[email protected]