El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, llamó a los actores políticos a no postergar más las reformas que el país demanda, como la de seguridad, de justicia y laboral, pues dijo que el proceso electoral en marcha no debe ser pretexto para evadir la responsabilidad hacia con los mexicanos.

En rueda de prensa, Poiré Romero opinó que el inicio del periodo de sesiones del Congreso de la Unión abre una ventana de oportunidad para concretar los cambios a la ley de extinción de dominio, de seguridad nacional y las reformas al Código de Justicia militar.

Hizo hincapié en que por encima de los intereses particulares está la necesidad impostergable de fortalecer el Estado de derecho en todo el país para seguir avanzando en la estrategia nacional de seguridad, ya que la delincuencia es la mayor amenaza.

"No basta, ya lo hemos dicho, solamente con contener a la acción de los criminales, es indispensable ir a fondo con el fortalecimiento de las instituciones encargadas de aplicar la ley y seguir reconstruyendo el tejido social a través de una política de prevención del delito y el impulso de las oportunidades".

El titular de Gobernación destacó que para alcanzar esos objetivos es indispensable transformar desde el Congreso el marco legal; "son las reformas pendientes que México necesita para que las autoridades de todos los órganos de gobierno cuenten con todos los elementos indispensables para dar a la ciudadanía la seguridad que reclama".

Dijo que pese a las diferencias naturales entre partidos y legisladores se puede aprobar también en el marco de la contienda electoral las reformas en contra del lavado de dinero, así como para prevenir, sancionar y erradicar la trata de personas, los cambios al Código de Procedimientos Penales y en materia de cadenas delictivas.

El proceso electoral es una oportunidad para que se manifiesten contrastes, diferencias y debates, pero "no debe ser pretexto para evadir la responsabilidad que tenemos con la tranquilidad, bienestar, desarrollo y seguridad a la que tienen derecho todas las familias en nuestro país", resaltó el funcionario federal.

Poiré refirió que en la lucha por la seguridad, la tranquilidad y la paz 'todos somos corresponsables', por lo que el Gobierno Federal cumple con su obligación constitucional y compromiso de garantizar el pleno ejercicio de los derechos y libertades de todos los mexicanos.

"Es por ello que manifestamos nuestra confianza en que desde el Legislativo, y reiteramos nuestro respaldo, para que se siga cumpliendo con el deber y con la tarea histórica que hoy está en manos de las señoras y señores legisladores", afirmó.

El responsable de la política interna del país dijo que los mexicanos quieren resultados y que en la medida de que los partidos políticos lleguen a acuerdos podrán dar mejores resultados a la población.

Llamó a distinguir los ámbitos de la democracia, donde por un lado se da una contienda electoral en la que hay debate, contraste, críticas y respuesta y por el otro existe un periodo ordinario de sesiones del Congreso donde se deben encontrar espacios de coincidencia.

Opinó que la agenda del titular de Gobernación "tiene como prioridad, un espacio disponible" para trabajar junto con los legisladores hasta lograr las reformas que México necesita.

SERÁ MINISTERIO PÚBLICO DETERMINANTE EN DINERO INCAUTADO DE VERACRUZ

Sobre los 25 millones de pesos incautados al gobierno de Veracruz en el aeropuerto de Toluca, que presuntamente se utilizarían para pagar diversos servicios para las fiestas de La Candelaria, el Carnaval y la Cumbre Tajín, precisó que corresponde al Ministerio Público determinar la licitud de esos recursos.

Al ser cuestionado sobre al caso del general Jesús Moreno Aviña, quien presuntamente ordenó la ejecución de civiles entre 2008 y 2009, Poiré dijo que se trata de un caso lamentable y "condenable", que da cuenta que la Procuraduría de Justicia Militar actuó en consecuencia.

Resaltó que derivado de este asunto hay 30 personas sujetas a proceso y "pagarán por sus delitos en el marco en el marco del sistema de justicia militar y esto subraya que es absolutamente reprobable y condenable cualquier violación en materia de derechos humanos. Más aún estos crímenes lamentables".

MIF