En las últimas dos décadas, Chiapas ha sido gobernado por el PRI, por la alianza PAN-PRD, por PRD-PT-Convergencia, por el Verde Ecologista de México y, a partir del 8 de diciembre, por Morena, con lo que se convertirá en uno de los pocos estados de la República que ha cambiado con frecuencia su partido gobernante.

El próximo gobernador será Rutilio Escandón. El abogado de profesión pasó de ser magistrado presidente del Poder Judicial de Chiapas a candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la gubernatura, la cual ganó con una amplia ventaja.

Aunque gran parte de su trayectoria la realizó en el sector judicial, Escandón no es nuevo en la política. Ha sido senador de la República y diputado federal.

Durante la campaña, se destacó su cercanía con el abuelo del todavía gobernador Manuel Velasco.

Para el senador de Morena Eduardo Aguilar, los retos de la próxima administración no están en la seguridad pública, sino en combatir la pobreza y en generar gobernabilidad y paz social del estado. En las últimas dos décadas, Chiapas ha sido escenario de movimientos sociales como el surgimiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, de una matanza de indígenas ocurrida en Acteal en diciembre de 1997, así como persecuciones de gobernadores por presunto desvío de recursos.

“Los problemas siempre son de gobernabilidad y paz social, el nuevo gobierno del estado tendrá todo el margen para sacar adelante a la entidad en los rezagos sociales, y avanzar en los temas de gobernabilidad”, expuso.

Uno de esos retos se encuentra en el magisterio, el cual busca que se abrogue la reforma educativa; Escandón Cadenas les ofreció a los maestros un gobierno aliado, pues ve en los docentes un pilar de la educación.

Para el senador Aguilar, por primera vez Chiapas será una prioridad del gobierno de la República, ello porque el presidente de México es y conoce las necesidades del sur del país y porque en ambos niveles de gobierno habrá un político emanado de Morena.

“En la agenda del gobierno que se va, Chiapas estuvo presente, pero no en las prioridades. En las prioridades del presidente Andrés Manuel López Obrador está Chiapas, está el sur, el presidente está volteando a los más pobres”.

Según el Semáforo Económico de la organización México, ¿Cómo Vamos?, Chiapas presenta indicadores poco alentadores en materia de crecimiento económico, pues no sólo está lejos de la meta, sino incluso reporta decrecimiento y así ha sido desde el segundo trimestre del 2016. También tiene malos números en generación de empleos, productividad, informalidad y deuda pública.

[email protected]