“Lo hemos reiterado, el lugar de una mamá o papá que tiene un niño con cáncer es a su lado, cuidándolo en el hospital o en su casa, pero no en las calles pidiendo limosna”, así reclamaron  padres de familia ante el desabasto de medicamentos oncológicos en hospitales del país, lo que provocó que emprendieran una huelga de hambre indefinida a las afueras de la Secretaría de Salud.

Para Citlalli, mamá de Mario, un pequeño de 10 años que perdió la batalla contra el cáncer hace siete meses, la situación de desabasto no es nueva de esta administración; sin embargo, advierte que en los últimos meses la situación se ha agudizado.

“En el caso de mi hijo no se hizo la licitación, la palabra licitación se te tatúa en la mente, porque cada vez que vas a pedir el material de tu hijo te dicen que no se hizo la licitación. Ahora en está   administración se ha agudizado más y los argumentos son que no hay a nivel nacional o incluso mundial”, añade.

Citlalli señala que pese a que su hijo perdió la vida, ella tuvo que vivir diferentes situaciones que complican aún más lidiar con la enfermedad. “Desafortunadamente hay tres batallas: contra el cáncer, que ya es un diagnóstico muy difícil para una mamá; contra le desabasto de medicamentos  e insumos; y contra la indiferencia del gobierno”.

Ella, como todos los padres en huelga, se dice plenamente agradecida con los médicos y enfermeras -en su caso del Hospital 20 de Noviembre-, que se desvivieron por atender a su hijo.

Sin embargo, con lágrimas en los ojos explica que sigue con la causa por solidaridad con los padres que lidian con esta enfermedad tan dura. “Piensas que tu hijo se puede ir en cualquier momento, lo abrazas y lo besas para llenarte de él”.

Hasta ayer, al menos 12 padres de niños con cáncer llevaban más de 24 horas en huelga de hambre, todos ellos exigiendo la presencia de Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, para que se comprometa a terminar con el desabasto y emprender un plan que evite se repita la problemática.

“Queremos que nos den una respuesta y que esto no siga pasando, el cáncer no está en cuarentena, no espera”, reclama Abigail Iturio, mamá de Fernando, un pequeño de 5 años que sufre leucemia y el cual no cuenta con el medicamento para seguir con su quimioterapia.

La joven madre de 21 años dice tener miedo de que Fernando recaiga tras pasar a una etapa de vigilancia médica en el Hospital Centro Médico La Raza.

“Puede tener una recaída y son peores, él está en mantenimiento, es la etapa donde los vigilan y les dan quimioterapia para que el cáncer no regrese”.

Explica que ante el desabasto, son las fundaciones las que más los han apoyado, con el medicamento que debe ingerir a diario por 14 días.

“Llego a la farmacia y me dicen que no hay, que marque después. Estoy así desde hace un mes”, agrega.

En tanto, Esperanza Paz, mamá de un pequeño de cinco años que sufre de un tumor maligno en el brazo izquierdo, detalla que desde noviembre pasado ya había desabasto de medicamentos, sin embargo, podían adquirirlo afuera del hospital, situación que ya no es posible en este momento.

Menores, en riesgo: ONG’s

Save the Children y Unicef alertaron que en México una de cada dos niñas, niños y adolescentes vive en pobreza y de éstos, 20% se encuentra en pobreza extrema; estos números podrían incrementarse debido a los efectos negativos a causa de la pandemia derivada del Covid-19.

De acuerdo con un análisis realizado por ambas organizaciones, si bien los apoyos de los programas de bienestar entregados por los gobiernos son importantes, éstos no son suficientes, por lo que se tienen que brindar recursos adicionales o de lo contario podría haber un retroceso en erradicar la pobreza.

“Desde antes de la pandemia, muchas familias no tenían acceso a protección social y sus condiciones ahora se agravan, mientras que quienes sí contaban con esos servicios, pueden estar en riesgo de perderlos. Hoy más que nunca se requiere proteger y ampliar el presupuesto”, puntualizó María Josefina Menéndez, CEO de Save the Children en México.

Mientras que el representante de Unicef en México, Christian Skoog, aseguró que las familias con niñas, niños y adolescentes deben ser un grupo prioritario en el paquete de respuesta ante la emergencia. (Con información de Marisol Velázquez)

[email protected].mx