En el caso de las desapariciones de personas en México, se debe comenzar a pensar en generar responsabilidades penales ante omisiones, retrasos y falta de diligencias en las investigaciones, mientras que el papel de los familiares debe ser de un acompañamiento cercano y de diálogo constante, recomendó Evelyn Recinos, investigadora criminal de Guatemala.

“En el caso de México, (la desaparición de personas) es un delito sistemático, por lo que el análisis del contexto en el que se da es fundamental, se tiene que analizar bajo qué circunstancias se desaparece a las personas, quiénes no están haciendo su trabajo y quiénes están haciendo el trabajo a favor de los grupos criminales”, alertó.

La también abogada enfatizó que el análisis del contexto de la desaparición de una persona es fundamental para la investigación, porque se tienen que identificar los patrones estructurales que permitieron la violación de los derechos humanos; y jurídicamente se tiene que hacer un análisis sobre autoría y participación de funcionarios del Estado, además de la responsabilidad penal de superiores jerárquicos y de las fuerzas de seguridad involucradas en los hechos.

Durante el Observatorio sobre Desaparición e Impunidad en México, celebrado por Flacso y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Evelyn Recinos puntualizó que durante las investigaciones sobre personas desaparecidas en México se identificaron diversos retos en la documentación de los casos, como la desidia y el rechazo a las víctimas, ya que el objetivo de las instituciones se pierde en un mar de obligaciones logísticas y burocráticas.

“Operadores de justicia consideran a familiares de las víctimas como un problema, no son considerados como sujetos de derechos a los que hay que responder efectivamente, no son considerados como parte de la investigación”, destacó la experta.

Por otro lado, prosiguió, el grueso de la información sobre el momento de los hechos por lo general está en manos de agentes del Estado. Pero, alertó, por lo general éstos están involucrados en las desapariciones.

Avanza terna para CEAV.

Las comisiones unidas de Gobernación, Derechos Humanos y de Justicia del Senado de la República aprobaron la terna enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador para presidir la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV).

La terna fue enviada a la Mesa Directiva de la Cámara el pasado 25 de septiembre y la integran Melba Adriana Olvera Rodríguez, Mara Gómez Pérez y María de los Ángeles Haces Velasco.

Durante la discusión, el senador independiente Emilio Álvarez Icaza manifestó que Mara Gómez Pérez no cumple con los requisitos que la ley le exige, porque en los últimos dos años no desempeñó cargos relacionados con el tema de víctimas.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Gobernación, Cristóbal Arias (Morena), dijo que no se ha presentado algún documento que pruebe las acusaciones en contra de la candidata.

[email protected]