Terminar con la simulación y que la Fiscalía General de la República transparente los resultados de las investigaciones realizadas por el caso Pegasus e inicie indagatorias por el presunto espionaje a través de WhatsApp, fue el llamado de las organizaciones y el INAI al gobierno federal durante la presentación del Cuarto Plan de Acción para un Gobierno Abierto.

Tras dos años de romper con dicha alianza a raíz de los casos de espionaje realizado por autoridades durante el gobierno de Enrique Peña Nieto contra defensores de derechos humanos y periodistas, las organizaciones y el gobierno federal lograron crear una ruta de trabajo, a través de 13 acciones, para avanzar en la alianza internacional para un gobierno abierto.

Entre las acciones concretas del Cuarto Plan está el transparentar el gasto y los programas sociales; transparencia para el monitoreo y vigilancia de los fideicomisos; la divulgación de beneficiarios finales; una plataforma única y abierta de información de seguridad pública y transparentar el flujo y control de armas.

Este último punto tiene como fin diseñar e implementar una estrategia de transparencia proactiva para visibilizar y mejorar la calidad de la información pública sobre el flujo y control de armas hacia, en y desde México, que fortalezca la rendición de cuentas.

Asimismo, se estableció crear controles sobre la intervención de comunicaciones privadas. En este punto, las organizaciones fueron enfáticas en plantear normas administrativas para la regulación y transparencia de la adquisición de tecnología de vigilancia.

[email protected]