El INE había recibido —hasta ayer por la tarde— 11 solicitudes de candidatos a cargos de elección popular, quienes buscan explorar si son viables mecanismos de seguridad para el proceso electoral en curso.

De éstas, dos son de los aspirantes a la Presidencia, José Antonio Meade de la coalición Todos por México y de Margarita Zavala por la vía independiente, así como una petición del alcalde con licencia, Cuauhtémoc Blanco, quien contiende por la gubernatura de Morelos.

En entrevista con medios, el presidente de la Comisión de Organización Electoral del INE, Marco Antonio Baños, precisó que además de las solicitudes hechas por los aspirantes presidenciales y al gobierno de Morelos, ocho candidatos a diputaciones federales también solicitaron protección.

Baños puntualizó que las últimas solicitudes para que se lleve a cabo el análisis de riesgo fueron las de ambos aspirantes a Los Pinos. “Ya recibimos dos solicitudes de candidatos a la Presidencia que son de José Antonio Meade y Margarita Zavala”.

Por la tarde sumaban nueve peticiones.

Así, el consejero Marco Antonio Baños explicó que la seguridad brindada a los abanderados presidenciales se lleva a cabo a través del protocolo que el INE signó con la Secretaría de Gobernación (Segob) a inicios de abril.

Esta herramienta, prosiguió el consejero electoral, establece que es el Estado Mayor, el que brindaría la protección a los contendientes al Ejecutivo federal y es la Segob la que determina las condiciones.

En el caso de las gubernaturas, aclaró Baños, siendo un caso local debería atenderse desde ese nivel de gobierno. no obstante, “por las circunstancias que prevalecen en Morelos, supongo que Cuauhtémoc Blanco decidió apegarse a que el INE tramite esa seguridad, lo hemos turnado también”.

Así, la autoridad electoral remitió las solicitudes a la Secretaría de Gobernación, dependencia que será la encargada de analizar y, en su caso, aprobar cómo determinar el tipo de protección que se le ofrecerá al aspirante.

actuación de moderadores

De cara a la preocupación de los representantes de partidos y de candidatos ante el INE sobre el rol que tendrán los moderadores en los debates presidenciales, la Comisión Temporal delineó 10 puntos de criterios de actuación para estos ejercicios.

De acuerdo con el documento aprobado por la Comisión Temporal, encargada de coordinar la realización de debates en la elección presidencial, los comunicadores deberán conducirse con objetividad, imparcialidad y respeto.

Según estos lineamientos, los moderadores no podrán cuestionarse entre ellos mismos. Además, si un candidato se aparta del tema sobre el cual fue cuestionado o elude una pregunta, la o el moderador puede interrumpir su intervención para invitarlo a retomar el hilo temático.

En los segmentos de debate libre entre los abanderados, la moderación podrá pedir a algún candidato que responda a una pregunta específica proveniente de otra candidatura; solicitar que su exposición se centre en el tema acordado e interrumpir cuando se haya agotado el minuto máximo de respuesta.

También está facultado para que propicie la participación del candidato o candidata que se haya quedado rezagado o rezagada en el uso de su bolsa de tiempo, y mantener el diálogo comprensible, evitando que los contendientes hablen uno encima del otro de forma que se cancele toda comprensión de lo que dicen y expresan.

despliegue de la FEPADE

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) de la PGR iniciará hoy un predespliegue ministerial de capacitación y atención ciudadana en la Ciudad de México, con miras a la próxima jornada electoral del 1 de julio.

El predespliegue significa iniciar la capacitación del personal ministerial y de investigación para atender las denuncias que se presenten antes, durante y después de la celebración de la justa electoral.