Las bancadas del PAN, PRD y Morena en la Cámara de Diputados demandaron al gobierno federal estimaciones realistas de los recursos que se requieren para la reconstrucción de viviendas e infraestructura dañadas por los sismos de septiembre. También le requirieron máxima rendición de cuentas para que lleguen los recursos a las personas que perdieron sus pertenencias.

El vice coordinador del PRD, Jesús Zambrano, dijo que en su comparecencia del próximo jueves ante el pleno de la Cámara, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, tendrá que presentar una propuesta razonable para conformar el fondo nacional destinado a la reconstrucción de viviendas, edificios, hospitales, escuelas, calles y carreteras derrumbados, colapsados o dañados por los sismos de los días 7 y 19 de septiembre.

Dijo que los sismos no sólo dejaron a 700,000 mexicanos sin techo, sino que se estima que casi 1 millón de personas podrían quedar en el subempleo como consecuencia de 328,000 empresas que también tuvieron efectos negativos.

“Dice Enrique Peña que el monto para atender los daños es de 38,000 millones de pesos. Yo dudo que así sea, lo más probable es que sea mucho más; por eso aun cuando en las últimas décadas el debate y la atención pública se han concentrado en los recursos públicos que los partidos pueden aportar (algo así como 6,000 o 7,000 millones de pesos) la parte más importante debe venir de un recorte general del gasto del gobierno, de lo que le cuesta a la gente: insultantes salarios de los altos funcionarios, gastos excesivos en oficinas, celulares, viáticos, gasolinas, aviadores”, expuso.

Zambrano Grijalva aseguró que el secretario Meade debe presentar una estimación real del fondo que se requerirá para la reconstrucción.

“Esperamos que sea algo razonable para conformar un fondo nacional suficiente y que esté sensible al reclamo social de que el ejercicio de los recursos sea ágil y alejado del burocratismo, abierto a la exigencia ciudadana para que la sociedad pueda vigilar y auditar su aplicación sin corrupción y un uso alejado de preferencias.

Máxima transparencia

El coordinador del PAN en la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza, afirmó que existe una “fundada desconfianza” y molestia ciudadana sobre la forma en que se habrán de canalizar los recursos para la reconstrucción en las entidades afectadas por los dos sismos y los huracanes que azotaron en septiembre.

Cortés Mendoza consideró urgente instaurar mecanismos de control y vigilancia, porque el dinero de la reconstrucción de las zonas afectadas va a pasar por manos de funcionarios que han hecho mal uso del dinero del pueblo, aseguró.

“El gobierno ya anunció la entrega de tarjetas con dinero. Nosotros queremos que la ayuda llegue de inmediato pero no estamos dispuestos a permitir que los funcionarios públicos utilicen estos recursos con fines electorales. Queremos transparencia en el gasto para la reconstrucción de las zonas afectadas”, expresó.

Cortés aseveró que además de la vigilancia que haga la Auditoría Superior de la Federación, se requiere una Contraloría Ciudadana para la Reconstrucción, en la que participen organismos de la sociedad civil, como Transparencia Mexicana y Mexicanos contra la corrupción, entre otras, a fin de que aporten su experiencia como observadores del debido proceso de reconstrucción.

Critican postura de Segob

Por su parte, el diputado Vidal Llerenas (Morena) dijo que las afirmaciones del coordinador nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Luis Felipe Puente, quien aseguró que la Ciudad de México no podrá accder a los recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), por ser un instrumento enfocado a las zonas de pobreza extrema.

“Hay que recordar que en la ciudad también hay zonas en pobreza extrema con damnificados por el pasado sismo, como Tlalpan y Xochimilco, en donde la ayuda no llega y hay gente que tampoco tiene en donde vivir, en esas zonas es necesario también aplicar recursos del Fonden”, comentó.

Recordó que recursos del Fonden fueron utilizados en el 2010 para el apoyo de las personas que sufrieron una inundación en la colonia El Arenal de la Ciudad de México, donde más de 5,000 viviendas se vieron afectadas y se utilizó este recurso para la recuperación de la zona.

“Si existe un claro desinterés por la ciudad por parte del gobierno federal, pues parece ser un lugar al que no brindan apoyo por tratarse de un lugar en donde el PRI no tiene fuerza, aunado a que el jefe de gobierno tampoco defiende los intereses de la ciudad que gobierna, por ello exigimos que se utilicen esos recursos para la reconstrucción de la capital del país, cuyas afectaciones han mermado no solo la calidad de vida de sus habitantes, también el desarrollo económico de la misma”, consideró el legislador.

[email protected]