La Cámara de Senadores pidió al Ejecutivo federal entregar un informe detallado donde dé cuenta del margen de maniobra bajo el que se permite actuar en México a las agencias de seguridad de Estados Unidos.

De acuerdo con un punto de acuerdo, aprobado el 8 de diciembre, se destacó la importancia de la transparencia, el control parlamentario y de la opinión pública, sobre la cooperación bilateral y la política de seguridad del gobierno mexicano.

Los legisladores recordaron la operación Rápido y Furioso, misma en la que, con la participación de la Agencia de Control de Armas, Tabaco y Alcohol del gobierno de EU, se facilitó la compra ilegal de cerca de 2,500 armas que fueron transportadas a nuestro país. El dictamen detalló que Rápido y Furioso confirmó la porosidad y corrupción que priva en las aduanas mexicanas, carentes de una política de seguridad, pues el énfasis es estrictamente fiscal .

También refiere que un diario mexicano reveló, en enero del 2014, que a partir de fuentes oficiales y declaraciones de agentes estadounidenses, durante los últimos años la DEA y otras autoridades de ese país se reunieron en secreto con miembros de cárteles del narcotráfico para obtener información de organizaciones rivales, situación que incrementó la violencia en todo el país , destacó.

El Senado detalló que aunque fuentes oficiales no reaccionan a partir de información dada a conocer en medios de comunicación, los legisladores consideraron necesario tener un informe de los márgenes de actuación de las agencias norteamericanas de seguridad en nuestro territorio.