Las organizaciones FUNDAR y la Red por la Rendición de Cuentas se encuentran en un seguimiento estricto al mecanismo que empleará el Senado para designar a los comisionados del IFAI; incluso, del análisis que hagan a las peticiones de los actuales integrantes para seguir en el cargo.

Lourdes Morales, de la Red por la Rendición de Cuentas, explicó que en la revisión a las peticiones de los actuales comisionados se debe considerar su gestión como actuales integrantes del órgano garante. Cuando se evalúa la trayectoria se hace no sólo por el número de resoluciones, cantidad no es calidad, sino cómo lo han hecho en casos clave que revelan conocimiento del tema .

Miguel Pulido, de Fundar, aseguró que en la nueva etapa para el IFAI más allá de diseños institucionales sofisticados, necesitamos personas capaces de ejecutar los mandatos que se les encarga .

Cada uno de los actuales comisionados del IFAI envió su carta de interés para permanecer en su cargo. Gerardo Laveaga, en dos cuartillas, dijo tener las características profesionales para defender los derechos de acceso a la información y protección de datos.

Sigrid Artz lo hizo en 33 hojas, en ellas dijo tener responsabilidad, experiencia y conocimiento de la materia e inexistencia de causales reales que le impidan concluir el periodo.

Ángel Trinidad y María Elena Pérez-Jaén, en las cartas enviadas, hacen referencia a la experiencia en la materia.

De acuerdo con estadísticas del IFAI, el año pasado los comisionados resolvieron 7,509 recursos de revisión, cifra que supera lo registrado en el 2011 y el 2012; pero está por debajo de las resoluciones emitidas en el 2012, año en el que se desahogaron 8,230.

Miguel Pulido, de Fundar, explicó que la valoración de los comisionados es una facultad exclusiva del Senado. Aunque debe tomar algunos elementos para la selección, como la consistencia en las resoluciones que ha propuesto cada uno, acotaciones que han realizado para funcionalidad del IFAI y la capacidad que han tenido para vincularse con actores de la sociedad civil.

jose.reyes@eleconomista.mx