Al cumplirse tres semanas de la desaparición de cinco jóvenes de Tierra Blanca, Veracruz, familiares criticaron la lentitud de autoridades estatales y federales para encontrarlos, y pidieron la destitución de Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública estatal, pues aseguran que solapó la certificación de los policías que participaron en la desaparición.

En una carta a la opinión pública, los padres de los cinco jóvenes desaparecidos denunciaron que hasta el momento no tienen ningún resultado sobre su paradero.

Tres semanas y ningún resultado sobre el paradero de nuestros cinco hijos, seguimos en la incertidumbre de saber si están o no vivos, ¿qué les hicieron?, ¿cómo están?, ¿dónde están? Día a día este dolor nos consume. Vivimos los peores días de nuestras vidas. Sufrimos lo inimaginable y vemos con sorpresa el silencio del presidente Enrique Peña Nieto ante esta terrible realidad (...) .

Dijeron que este lunes 1 de febrero, ya se cumplieron tres semanas de la desaparición de los cinco jóvenes: Susana Tapia Garibo (16 años), José Benítez de la O (24 años), Bernardo Benítez Arroniz (25 años), Mario Arturo Orozco Sánchez (27 años) y Alfredo González Díaz (25 años), quienes fueron entregados por elementos de la Policía estatal de Veracruz, bajo el mando de Arturo Bermúdez Zurita, secretario de Seguridad Pública.

Recordaron que las autoridades acreditaron que los jóvenes fueron entregados por los policías a una célula del crimen organizado al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación, pero seguimos sin entender ¿por qué y para qué? .

Afirmaron que con dolor han visto que el caso es comparado con la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa.

Respetamos el sufrimiento de los padres de los normalistas más que nunca, pero deseamos con el alma no tener el mismo destino: el abandono de las autoridades para darnos una respuesta (...) .

Recordaron que han sido consignados siete policías estatales, de los cuales tres habían aprobado los exámenes de confianza, entre los que están incluidos el delegado de la Policía estatal de Tierra Blanca, Marcos Conde Hernández de quien su jefe directo es Arturo Bermúdez.