Luego de la polémica generada por la toma de fotografías, sin cubrebocas, a los adultos mayores que acudían a ser vacunados, así como a sus identificaciones oficiales, el INAI anunció la próxima implementación de protocolos para garantizar la protección de los datos de las personas que acudan a vacunarse.

Además de instar a la población a exigir el Aviso de Privacidad al momento en que les son requeridos sus datos personales y en caso de que se considere alguna vulneración a su información, presentar una denuncia ante este organismo.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) dio a conocer que trabaja con las diferentes instituciones del gobierno federal que participan en el proceso de vacunación contra el Covid-19 para afinar los protocolos y las medidas que garanticen la seguridad de los datos personales de la población que acuda a inmunizarse.

Añadió que el acercamiento con las autoridades tiene como propósito valorar la pertinencia de recolectar esos datos personales y verificar si se realiza bajo la Ley General de Protección de Datos Personales en Posesión de Sujetos Obligados.

Se invitó a la ciudadanía a acudir o llamar al Centro de Atención a la Sociedad del INAI, para recibir orientación y asesoría sobre su derecho a la protección de datos personales y en caso de que las personas consideren que ese derecho no se respetó o fue vulnerado, pueden presentar una denuncia ante el INAI.

El miércoles, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, informó que los servidores de la Nación dejarán de capturar la imagen de la credencial de elector y fotografiar a las personas adultas mayores que acuden a la aplicación de la vacuna.

maritza.perez@eleconomista.mx