A una semana de cumplirse la sentencia de ejecución del mexicano Édgar Tamayo Arias en Texas, Estados Unidos, Amnistía Internacional (AI) busca frenar el proceso a través de la entrega de más de 17,000 firmas a una solicitud que exige detener el fallo de muerte.

Este organismo internacional reiteró que la ejecución de Tamayo supone una grave violación a los derechos humanos y el incumplimiento de una sentencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ordena revisar los casos de 51 ciudadanos mexicanos condenados a muerte en EU. AI reportó que entre las 17,500 firmas entregadas se encuentran firmas procedentes de 57 países. Al llevar a cabo la ejecución, se pondría en entredicho la voluntad de Texas de respetar el derecho a la vida y al debido proceso, así como la capacidad de los Estados Unidos de cumplir con el derecho internacional , exhibió Perseo Quiroz, director ejecutivo de AI México.

Recientemente, la cónsul de México en Austin, Texas, Rosalba Ojeda y Cárdenas, informó que pidió al gobernador de Texas, Rick Perry, otorgar clemencia a Tamayo; solicitud elaborada mediante una carta por el gobernador del estado de Morelos, México, Graco Ramírez.

El connacional fue acusado en 1994 del asesinato del agente de la policía de Houston, Guy Gaddis, y sentenciado a la pena capital ese mismo año.

Édgar tenía derecho a recibir asistencia consular sin retraso alguno , de acuerdo con lo establecido en el artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, pero las autoridades estadounidenses no le notificaron ese derecho.

[email protected]