Las Comisiones de Justicia y Anticorrupción y Participación Ciudadana arrancaron las comparecencias de los aspirantes a ocupar los dos espacios vacantes de comisionados del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI).

De los 34 candidatos inscritos para ocupar los lugares de Ximena Puente de la Mora y Areli Cano Guadaña, 16 comparecieron y se prevé que el resto lo haga este día.

En el encuentro participó un Comité de Acompañamiento conformado por cinco representantes de organizaciones, a fin de realizar preguntas a los aspirantes, para posteriormente formular propuestas no vinculantes a las comisiones.

Luego de que Ximena Puente de la Peña renunciara al INAI para ser postulada como candidata a diputada plurinominal por el PRI, se instó a los aspirantes a presentar voluntariamente una carta compromiso expresando que, de ser electo, no se postulará como candidato a un cargo de elección popular en el proceso electoral siguiente a la conclusión de su encargo.

Entre los comparecientes están Carlos Alberto Bonin Erales, coordinador general de Transparencia del Senado y Miguel Manrique Betanzos, director jurídico y titular de la unidad de transparencia del Instituto Nacional de Ciencias Penales.

Además, María López Salas, con maestría en Transparencia y Protección de Datos Personales.

Así mismo, comparecieron Iván Huitrón Ramos, quien ha sido subdirector de Registro e Integración de Información Administrativa-Presupuestal de la Cámara de Diputados, y Javier Santiago Castillo, quien fue presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal, entre otros.

Ley de comunicación, sin cálculos políticos: ministro

La Suprema Corte de Justicia de la Nación emplazó al Senado aprobar sin cálculos políticos la Ley General de Comunicación Social y advirtió que, en caso de no avalarla, se podría promover la destitución de los 628 legisladores del Congreso de la Unión, aseveró el ministro José Ramón Cossío.

“Si estamos haciendo cálculos políticos —yo insisto—, vamos a agravar más las cosas, están tensas”, dijo en entrevista en la sede del Senado de la República.

Cossío Díaz argumentó que en el supuesto de que el Senado incumpla con la aprobación de esta ley, procedería la destitución inmediata de los 500 diputados y los 128 senadores.

“Yo no por asustar a nadie, pero a los 628 legisladores federales”. Agregó que la condición sería que en caso de que la Corte considerara que se ha incumplido, tendría que separar a los 628 legisladores, inhabilitarlos y someterlos a proceso penal por la comisión de un delito contra la administración de justicia.