Organizaciones No Gubernamentales demandaron a los diputados la asignación de 200 millones de pesos dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 para el Programa de Impulso a la Movilidad Urbana, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

En conferencia de prensa, Agustín Martínez, de Bicitekas, y Gabriel Garduño, del ITDP-México, señalaron que "nos quedan apenas 15 años para responder a los desafíos ambientales, sociales y energéticos que nos plantea la globalidad y la movilidad urbana.

"Si no actuamos con urgencia y claridad para modificar la forma en que nos movemos en las ciudades, éstas no tendrán futuro urbano", indicaron.

NOTICIA: La falta de confianza frena la movilidad en la ciudad de México

En México, recordó Garduño, la gran mayoría de las personas utiliza transporte público o camina, y una minoría el automóvil como medio de transporte; empero, son pocas las ciudades que asignan un porcentaje interesante a proyectos de movilidad sustentable como Cancún, Monterrey, la ciudad de México y Mérida.

"Es como si un paciente obeso llegara con un doctor y éste le recomendara que use pantalones más grandes para resolver sus problemas", comentó, al señalar que "en el discurso, está ganada la lucha, pero falta que esto llegue a los hechos, pasar del discurso a la acción".

Agustín Martínez refirió que el sector transporte emite a la atmósfera más de una cuarta parte del total de gases de efecto invernadero, que contribuyen ampliamente al cambio climático, y sólo los autos particulares son responsables de generar 18% de las emisiones en el país.

NOTICIA: Diversifique sus medios de transporte en pro de su bolsillo

"Una ciudad que privilegia el automóvil privado –sea con inversiones públicas o privadas- está invirtiendo su bien más escaso y valioso que es el espacio.

"Lo está invirtiendo en la forma de movilidad que más recursos cuesta, que a menos personas sirve y que mayor efecto negativo genera: contaminación, congestionamiento, ruido, estrés, incidentes de tránsito y sedentarismo".

Destacó: "Si no cambiamos nuestras inversiones ahora, en 2030 el país llegará a un parque vehicular de 70 millones de automóviles, que podrían convertir a las principales ciudades en verdaderos estacionamientos".

NOTICIA: Google Maps estará disponible sin conexión a Internet

Los beneficios de invertir en mejores espacios para caminar y andar en bicicleta no son individuales ni intangibles, sino constantes y sonantes, expuso.

Agregó que la evidencia científica demuestra que hacer las calles más amigables para peatones y ciclistas logrará incrementar el valor agregado del comercio local y aumentar el valor comercial de las viviendas cercanas.

Además de engrosar significativamente la actividad peatonal y ciclista, generar más negocios y estimular la economía local, así como revitalizar las colonias de paso y convertirlas en lugares llenos de vida que atraigan visitantes.

mac