El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PAN se pronunció porque la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos Contra la Libertad de Expresión de la PGR atraiga el caso del periodista Moisés Sánchez Cerezo, quien fue secuestrado y asesinado en Veracruz.

El dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Gustavo Madero Muñoz, consideró que existen dudas de la transparencia e imparcialidad de la procuración de justicia en la entidad.

Por ello, solicitó la intervención de la fiscalía de la Procuraduría General de la República (PGR) y de su titular, Laura Angélica Borbolla Moreno, a fin de determinar su existe responsabilidad de algún funcionario y que se le sancione.

De acuerdo con el dirigente, el PAN pugnará en todo momento para que se sancione cualquier acto contra la libertad de expresión y el libre ejercicio de los periodistas.

Por ello, anunció que el partido blanquiazul impulsará todas las iniciativas necesarias para proteger a quienes realizan esa labor tan importante para la democracia mexicana.

Sostuvo que e n el caso de Sánchez Cerezo aún hay muchas contradicciones de las autoridades, que ya han sido señaladas por sus familiares, al tiempo que pidió justicia para otros periodistas.

Insistió en que la PGR debe atraer el caso, a fin de que se despejen todas las dudas y sea una autoridad neutral la que realice una investigación profunda y seria, con el propósito de ofrecer resultados inmediatos y certeros.

Este martes, el Congreso del estado en sesión ordinaria dará entrada a la solicitud de juicio de procedencia en contra del alcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes.

De acuerdo al procedimiento se turnará a las Comisiones Unidades de Justicia y Puntos Constitucionales y la de Gobernación que tendrán que emitir en tres días un dictamen para determinar si es procedente.

La Comisión Instructora emitirá el dictamen para que el pleno vote si procede o no el desafuero en presencia del propio alcalde.

PGJE confirma muerte de Moisés Sánchez

El procurador de Justicia del Estado de Veracruz, Luis Ángel Bravo Contreras, informó que las pruebas de ADN hechas al cuerpo encontrado en un rancho de Manlio Fabio Altamirano, el sábado en la madrugada, confirmaron que se trata de Moisés Sánchez Cerezo, reportero secuestrado el 2 de enero en el municipio de Medellín de Bravo.

Bravo Contreras precisó que en la camioneta donde fue detenido Clemente Noé Rodríguez, uno de los presuntos asesinos, también había rastros de cabello que al ser comparados con los de la víctima arrojaron que se trataba de los mismos.

Con información de Notimex

mrc