Organizaciones de transportistas demandaron al gobierno capitalino un ajuste en la tarifa del transporte público en el Distrito Federal, para incrementarlas por lo menos dos pesos.

El dirigente del Grupo Movilidad de Vanguardia (Grupo MOVA), Jesús Padilla Centeno, señaló que ese aumento es un asunto de urgencia, y que aunque el incremento se diera, la capital del país quedaría rezagada en 30.8% en comparación con otras entidades.

En conferencia de prensa convocada por la organización Transportistas Unidos del Distrito Federal (TUDF), señaló que la tarifa que se cobra en el Distrito Federal es la más baja del país.

Los integrantes de TUDF recordaron que desde hace 20 años el incremento anual promedio ha sido de 10 centavos, y que sólo una vez les han autorizado 50 centavos de ajuste en los últimos nueve años.

Centeno Padilla detalló que el alza en combustibles, las tasas de interés para la compra de las unidades, los gastos fiscales y los de seguridad social de los trabajadores y el resto de los insumos tienen a las empresas en una situación "difícil, compleja".

Finalmente, manifestó su deseo de trabajar con el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, pero enfatizó la necesidad de aumentar la "tarifa tan castigada" que se tiene actualmente.

mac